Rescalvo y Paiva, el lado desconocido de los DT
Serenata quiteña en la agenda de Fiestas para el 5 d…
Violencia en Guayas obliga a migrar a la gente a otr…
Ecuador ha perdido USD 424 millones en el sector agr…
Río cancela fiesta de fin de año tras primeros casos…
Chile confirma su primer caso de variante Ómicron
Salario de profesores en Venezuela llega a USD 11
Decisión judicial avala a comerciantes informales en…

Padres y madres tienen expectativas altas por vacunación anticovid-19 en niños

Erika Donoso, de 28 años, junto a sus dos hijos: Gohan y Tomás, de 8 y 2 años, respectivamente, anhelan la vacunación anticovid-19. Foto: Cortesía

A mediados de octubre del 2021 comenzará la vacunación anticovid-19 de niños de entre 6 y 11 años. Ellos recibirán las dos fórmulas de la proveedora china Sinovac (con un lapso de 28 días). La colocación de las dosis será en los establecimientos educativos y en los centros de salud más cercanos a sus viviendas. 

Francisco Pérez, subsecretario Nacional de Vigilancia de la Salud Pública, detalló que en los próximos días se espera publicar los lineamientos para la inmunización de los chicos de este grupo etario.

“Será igual a lo que se realizó con los chicos de 12 a 15 años. Se trabajará con el Ministerio de Educación para que sea más ordenado” comentó este lunes 11 de octubre del 2021 a un medio de comunicación.  

¿Qué pasa con los infantes de 5 años? Pérez señaló que están esperando el análisis de más evidencia científica para inocular a esta población. 

“Está en trámite de aprobación la vacuna de Pfizer, en Estados Unidos. La farmacéutica pidió la autorización a la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) y estamos a la espera de más informes sobre la dosis”. 

Este anuncio generó una alta expectativa en padres y madres. EL COMERCIO conversó con tres familias, quienes hablaron sobre la importancia de la inoculación a este grupo de la población. 

En el país hay 2,3 millones de chicos en este rango de edad (de 5 a 11 años). Los datos constan en las proyecciones del Instituto de Estadística y Censos (INEC). 

Karla López tiene 33 años y es mamá de Matías, de 6. El pequeño está en segundo de básica, en la modalidad virtual. Sin embargo -cuenta la mujer- anhela volver a presencial. 

Karla López, de 33 años, junto a su hijo Matías, de 6, están contentos por la inmunización de los niños, para retomar las actividades escolares. Foto: Cortesía

“Para mí es importante la inoculación, porque los niños necesitan tener contacto y socializar con sus pares. Además, deben volver a clases presenciales. Si seguimos encerrados, tendremos niños sedentarios, que pasan muchas horas frente a la computadora”. 

A esto se suma que en los planteles pueden aprender y comprender de mejor manera los conocimientos. “En los primeros años es importante que les enseñen a escribir y a leer bien y los profesores son los más opcionados para ello”. 

Erika Donoso, de 28 años, es madre de dos niños: Gohan y Tomás, de 8 y 2 años, respectivamente. Para su primer hijo -señala- la pandemia ha sido complicada, debido a que no está en contacto con sus amigos de clases, por lo que ha cubierto esa faltante con la utilización de la computadora, televisión y videojuegos. 

Hemos tratado de controlar el uso de dispositivos, por lo que buscamos cursos para que mi hijo pueda interactuar con chicos de su edad y salir de forma segura”. 

Hace cuatro meses, por ejemplo, ingresó al karate. Al principio temían por los contagios, pero tomaron las medidas de bioseguridad necesarias, como el lavado de manos con agua, jabón y alcohol; más el uso de la mascarilla. “Afortunadamente no hemos tenido problemas”. 

Ahora que se acerca la inmunización -dice- estar emocionada. “La vacunación es fabulosa; los niños podrán retomar sus actividades de forma más segura”. 

Mishel, de 11 años e hija de Liliana Morán, de 41, volvió a clases presenciales, pero desea la vacunación para estar más protegida. Foto: Cortesía

Liliana Morán, de 41 años y madre de Mishel, de 11, coincide en que la inmunización genera tranquilidad en las familias. Su hija volvió a la modalidad presencial, desde el lunes 4 de octubre del 2021. Además, acude a un curso de básquet en las tardes. 

Al principio le daba temor por los contagios. Sin embargo, repasaron las medidas de bioseguridad. Ahora, está feliz. “Los chicos necesitan retomar sus actividades y estar en sus espacios”. 

Suplementos digitales