Avianca inauguró ruta aérea directa entre Guayaquil …
Cuerpo de mujer semienterrado fue hallado en Riobamba
Conozca el calendario de feriados para el 2022
La dosis de refuerzo se aplica en dos planteles educ…
Mercado Comité del Pueblo gana el campeonato de 40
CIDH inicia visita a Ecuador por crisis carcelaria
Café ecuatoriano alcanza precio de USD 100 la libra …
Planteles refuerzan medidas frente a la variante Ómicron

La Fundación Cecilia Rivadeneira hospeda a trabajadores de salud, por covid-19

Cortesía Fundación Cecilia Rivadeneira

Cortesía Fundación Cecilia Rivadeneira

Es un área de 2 000 metros cuadrados, ubicada en la intersección de la Ruta Viva y la avenida Simón Bolívar. Foto: Cortesía Fundación Cecilia Rivadeneira

La familia es la principal preocupación de médicos y más trabajadores de la salud que atienden durante la emergencia sanitaria en primera línea. Por estar en contacto con pacientes positivos a covid-19, ellos temen poner en riesgo a sus familiares al llegar a sus domicilios, tras duras jornadas laborales.

Frente a esta realidad, y por pedido de varios profesionales, la Fundación Cecilia Rivadeneira decidió poner sus instalaciones a disposición de las personas que no quieren volver a su casa durante la crisis por el nuevo coronavirus.

El sitio abrió sus puertas ayer, martes 31 de marzo del 2020, luego de que voluntarios y personal administrativo de la institución adecuaran el espacio disponible para recibir a los primeros huéspedes.

La misma noche de su apertura, en el sitio se hospedaron 10 personas: cinco médicos que trabajan en primera línea, en diferentes hospitales de Quito, y cinco trabajadores del ECU-911, que atienden llamadas desde un call center, con varias personas, y todos los días reciben pedidos de auxilio.

Tuvieron una noche tranquila –comentó Wilson Merino, de la Fundación Cecilia Rivadeneira– tras días de temor por la posibilidad de contagiar a sus parientes. Y luego de escuchar pedidos desesperados de gente que llama al ECU911, en el caso de los cinco operadores. “Ellos estaban muy agobiados y deprimidos”.

En la mañana de este miércoles 1 de abril del 2020, las 10 personas compartieron un desayuno y agradecieron por el recibimiento. La Fundación recibió donaciones de leche y pan para servirlos a los médicos y otros trabajadores.

La Escuela Granja, sede de la Fundación, cuenta con 30 camas con sus respectivos colchones y ropa de cama, duchas y baños para hombres y mujeres, cuatro consultorios médicos básicos y baños para personas con movilidad reducida.

Es un área de 2 000 metros cuadrados, ubicada en la intersección de la Ruta Viva y la avenida Simón Bolívar.

Merino detalló que desde que inició la emergencia, hace 15 días, puso el sitio a disposición de las autoridades de Gobierno. Algunas como el presidente Lenín Moreno, el vicepresidente Otto Sonnenholzner y la ministra de Gobierno, María Paula Romo le agradecieron a través de las redes sociales.

“Pero no ha pasado nada”, dijo Merino. Tras insistir –asegura– decidieron operar de forma directa con trabajadores de primera línea. Este miércoles, más personas se contactaron para pedir hospedaje en las instalaciones.

Ayer –dijo Merino– recibieron la visita de Lenín Mantilla, secretario de Salud del Municipio de Quito. Después de un recorrido e inspección de las instalaciones –señala Merino– esperan que se haga una solicitud formal para que la Fundación ceda el predio al Municipio y este haga uso del mismo para dar respuesta a la crisis.

“Es un predio que podría convertirse en centro de atención para pacientes con síntomas leves, hay fácil accesibilidad y todas las condiciones”, dijo el representante de la Fundación. Mientras la Alcaldía les responde, en el sitio se seguirá albergando a médicos.

“Estamos incluyendo protocolos como la distancia de dos metros entre las camas, que todos usen mascarillas en el lugar y la medición de temperatura”.

Suplementos digitales