Moda de Ecuador con propósito se exhibió en Colombia…
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 28 de julio del 2021
Arroceros piden medidas adicionales a alza de precios
Comandante de la Fuerza Aérea Ecuatoriana: ‘Este año…
Ausencia de Freddy Carrión causa disputa en dos organismos
Chicos de 16 a 18 se vacunan y analizan volver a las aulas
Los jóvenes acudieron a Quinindé, Esmeraldas, para vacunarse
Vicealcaldía evidenció división en el Concejo Metrop…

18 personas de una misma familia piden aislarse luego de que murieran sus padres

Los barrios de La Concordia, en Santo Domingo de los Tsáchilas, son fumigados con hipoclorito de sodio para proteger a sus habitantes de posibles contagios de covid-19.

Los barrios de La Concordia, en Santo Domingo de los Tsáchilas, son fumigados con hipoclorito de sodio para proteger a sus habitantes de posibles contagios de covid-19.

Los barrios de La Concordia, en Santo Domingo de los Tsáchilas, son fumigados con hipoclorito de sodio para proteger a sus habitantes de posibles contagios de covid-19.

La familia Pazmiño Valencia sigue junta en una misma vivienda en la que están 18 de sus miembros que tratan de asimilar la pérdida de sus padres que supuestamente murieron por coronavirus. Todos vieron cómo poco a poco se debilitaba la salud de Ciro e Irma quienes finalmente fallecieron este domingo 5 de abril del 2020 en Santo Domingo de los Tsáchilas, en el occidente del Ecuador.

El grupo familiar ha estado en contacto permanente desde el 18 de marzo del 2020 cuando los jefes del hogar empezaron a sentir un deterioro en su salud. Ambos sufrían de diabetes, pero esa semana padecieron de tos y fiebre que se hizo incontenible hasta las pocas horas del deceso.

Los Pazmiño Valencia son oriundos de Manabí, pero hace 48 años vivían en el cantón La Concordia, en la provincia Tsáchila. Richard Pazmiño, hijo de ese matrimonio, contó el drama que viven en la casa a través de llamadas telefónicas a medios de comunicación locales. “Somos consientes de lo que tenemos, por eso llamamos para que nadie se nos acerque o venga a visitarnos”. Pazmiño tiene una tienda y decidió cerrarla por precaución.

A las autoridades pide que los ayuden a aislarlos a un sitio donde puedan evitar nuevos contagios. La falta de recursos es un limitante para que lo hagan por cuenta propia. Hasta antes de la muerte de los padres de familia, ellos vivían de la venta de humitas y comidas al paso en las calles de La Concordia. Por eso quieren que la salud de los otros integrantes del hogar no se deteriore.

En el momento cuatro de los miembros también tienen fiebre y gripe, entre ellos dos niños. Richard Pazmiño reclama que no se los atendió correctamente desde que sus padres, de 78 y 67 años, presentaron síntomas parecidos a los del covid-19.

Critica que no se les hizo el cerco epidemiológico pese a que fueron al subcentro de salud de La Concordia con sus padres y alertaron que podrían estar enfermos del virus.

Doris Pazmiño, otra hija de este matrimonio, contó que estuvo en Guayaquil hasta mediados de marzo del 2020. Una sobrina que estudia en el Puerto Principal arribó a La Concordia tres días después. Luego de la consulta en el centro médico le recetaron paracetamol y le pidieron que retornaran a su vivienda. Esperaron algún seguimiento, pero no llegó. Luego de contar su situación a los medios las autoridades los contactaron.

El alcalde de La Concordia, David Álava, conoció la situación de la familia y reconoce que en el cantón hay falencias en el sistema de salud pública. “Solo hay un subcentro que no abastece la atención. Luego que pase esta emergencia vamos a pedir que nos construyan un hospital”.

Álava también ofreció un alojamiento para que la familia Pazmiño Valencia cumpla el aislamiento y evite la propagación. El área de salud de La Concordia, en cambio, evaluó las condiciones de la familia y le practicó una prueba para coronavirus a uno de sus miembros que sufre de insuficiencia renal.

En La Concordia ya han fallecido dos personas por presunto coronavirus. Son parte de las siete víctimas de esta pandemia que registra la provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas. Mientras que la confirmación de las pruebas de los esposos Ciro e Irma se espera en cinco días.

Ellos fallecieron por insuficiencia cardiorrespiratoria en el hospital Gustavo Domínguez. Hasta este 6 de abril de 2020, Santo Domingo reportó 36 casos positivos de covid-19, 3 de los cuales están en La Concordia.