Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 1 de agosto del 2021
Lasso sumó perfiles con experiencia política para la…
El ISD para el sector aéreo se puede eliminar vía decreto
Los nombres de 15 patriotas están en el ‘libro de muertos’
Testimonio de Martín Mora: ‘Una alta capacidad es ad…
Tres años de angustia y sin pistas de Verónica y Kiara
Jefferson Pérez: ‘Carapaz nos está haciendo un llama…
Otro preso muerto y cinco heridos deja nuevo alterca…

Científicos crean artificialmente un tejido de corazón humano que late por sí solo

Científicos logran crear artificialmente un tejido de corazón humano capaz de latir por sí solo. Crédito de la foto: Nature Video.

Científicos logran crear artificialmente un tejido de corazón humano capaz de latir por sí solo. Crédito de la foto: Nature Video.

Los avances en la medicina regenerativa han sido sorprendentes durante este año, especialmente en cuanto a las próximas tecnologías que podrían llegar a los trasplantes de órganos. Este miércoles un grupo de científicos han presentado una nueva muestra de estas técnicas, específicamente en la creación artificial de una de las partes más vitales del cuerpo humano, el corazón.

Esta nueva investigación llevada a cabo por un equipo de la Universidad de Pittsburgh y presentada en la publicación Nature Communications, consiste al igual que muchos otros estudios en el desarrollo de un tejido de corazón humano artificial a partir de células madre pluripotentes inducidas (iPS).

Esta tejido, que ya ha logrado latir autónomamente en las placas de Petri, es el primero es contar con células humanas maduras y reprogramadas hasta un estado embrionario, antes de ser impulsadas a convertirse en un tipo especializado de célula.

En este caso, las células iPS derivaron de piel humana que fue inducida a convertirse en células multipotenciales, que pudieron diferenciarse posteriormente en tres tipos de tejidos especializados requeridos para la función cardiovascular.

Los científicos tomaron estas células y las trasplantaron en los corazones de ratones dañados, que con el paso de las semanas comenzaron a ver la presencia, la diferenciación y la creación de nuevas células humanas hasta el punto de crear un nuevo tipo de órgano capaz de latir por su cuenta.

Hasta el momento estos nuevos corazones pueden funcionar a una velocidad de 40 a 50 contracciones por segundo, similar a un promedio humano, pero aún necesitan un nivel de desarrollo más profundo para que pueda entregar el nivel y la fuerza necesaria para distribuir sangre y acelerar o ralentizar su actividad de forma natural.

Esta no es la primera vez que científicos han logrado desarrollar tejido del corazón. En los últimos años, otros equipos han creado otras versiones de este tipo de órgano de ratones capaces de latir o incluso tejido de corazón humano. No obstante, este estudio se adelanta un paso más allá en la creación de laboratorio de órganos que podrían nacer de las células de los mismos pacientes, terminando con la necesidad de buscar donantes externos.

Obviamente la creación de un corazón de tamaño real todavía está a varios años de distancia. Pero por lo menos, en un futuro cercano los científicos esperan desarrollar parches personalizados de músculos de corazón humano por lo menos para poder entregar un tipo de cura momentánea a este tipo de padecimientos.