20 de noviembre de 2018 18:17

Roger Waters levantó un discurso social en su primera visita al Ecuador

Roger Waters, co-fundador de la mítica banda británica Pink Floyd, visitó el país para apoyar la gestión de 'resistencia' de la organización Frente de la Defensa de la Amazonía. Foto: Karol Noroña/ EL COMERCIO.

Roger Waters, co-fundador de la mítica banda británica Pink Floyd, visitó el país para apoyar la gestión de 'resistencia' de la organización Frente de la Defensa de la Amazonía. Foto: Karol Noroña/ EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 28
Karol Noroña
Isabel Alarcón
Redactoras (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Hablar de jerarquías, fascismo, preservación ambiental y derechos humanos. Roger Waters, además de ser el co-fundador de Pink Floyd y girar por más de 50 años en escenarios internacionales, mantiene un manifiesto social en cada nación que visita y Ecuador no fue la excepción.

El compositor de Another Brick In The Wall apareció públicamente este martes en Quito (20 de noviembre del 2018) para apoyar la ‘resistencia’ del Frente de la Defensa de la Amazonía (FDA), que reúne a miembros de comunidades que han venido litigando por 25 años contra la petrolera Chevron-Texaco.

Frente a 14 miembros del FDA, liderado por la activista Carmen Cartuche, y a decenas de medios de comunicación locales, Roger Waters lamentó no haber podido complementar su recorrido ayer, lunes 19 de noviembre del 2018, en el pozo Aguarico 4, en Lago Agrio, Sucumbíos. Uno de los tantos en los que, según las comunidades, se produjo un daño ambiental irreversible por la acción petrolera de Texaco.

A las 09:30 se inició el encuentro con más de 40 personas. Waters fue recibido con aplausos y decenas de flashes sobre él, quien vestía como su traje clásico: un pantalón y una camiseta negra. Fuera del salón, un grupo de seguidores lo esperaba con souvenirs y una bandera tricolor con una imagen suya en el centro.

La pregunta que marcó el diálogo de Waters giró en torno a su fallida visita al pozo Aguarico. Afirmó que no alcanzó a llegar al punto previsto debido a los obstáculos causados por “autoridades anónimas de círculos del gobierno”. Según el cantante, tuvo problemas con los permisos debido a la presencia de Steven Donziger, quien es uno de los principales representantes legales del FDA contra Chevron. “No querían que yo hable con las comunidades pero esto no quebró nuestro espíritu y continuaremos en solidaridad con nuestros hermanos”, señaló.

En un salón atento, que seguía cada palabra del músico, se pidió su opinión sobre el fallo del Tribunal Arbitral de La Haya a favor de la petrolera Chevron, que ubicó a Ecuador como responsable de haber violado el Tratado Bilateral de Inversión; de haber negado justicia y de no brindar un trato justo y equitativo a la petrolera.

El músico británico apareció públicamente este martes 20 de noviembre del 2018, invitado por el Frente de la Defensa de la Amazonía. Foto: EL COMERCIO.

El músico británico apareció públicamente este martes 20 de noviembre del 2018, invitado por el Frente de la Defensa de la Amazonía. Foto: EL COMERCIO.

Waters reconoció que desconocía la resolución, emitida el pasado 7 de septiembre del 2018 y dijo que “la decisión de esa corte no tiene un reparo en lo que siento. No tengo ni idea en qué se basa la decisión de la corte y no estoy seguro de cuáles fueron los hallazgos. Este caso pasó por los procedimientos judiciales apropiados en Ecuador. Se ha probado una y otra vez”.

Para Waters, la única prioridad es que Chevron salde su deuda de USD 9 000 millones con el Ecuador, establecida por la Corte Provincial de Sucumbíos en el 2011.

El septuagenario, quien ha criticado abiertamente la política de Donald Trump en Estados Unidos y la ideología ultraderechista de Jair Bolsonaro en Brasil, dijo que era el momento de decidir si la ley está presente para servir a los pueblos o “para servir el insaciable apetito de los oligarcas y de las corporaciones”. Para él, el caso Chevron es uno de los signos más visibles del abuso de una empresa multinacional a los pueblos indígenas de la Amazonía ecuatoriana

‘Assange es mi amigo’

Pero el compositor no solo basó su discurso en la preservación ambiental. Waters instó al gobierno ecuatoriano de Lenín Moreno para que mantenga el asilo del australiano Julian Assange en la Embajada de Ecuador, en Londres. Sus palabras se producen en un nuevo escenario legal para el fundador de WikiLeaks. El jueves 15 de noviembre del 2018, el periódico The Washington Post publicó que por error autoridades del Departamento de Justicia filtraron que Estados Unidos había iniciado -en secreto- una investigación contra Assange por la posible injerencia de Moscú en las elecciones presidenciales de ese país en 2016.

Para Roger Waters, Assange es un amigo. Así lo definió mientras comentó que “muchos consideran que es uno de los hombres más importantes que existen sobre la Tierra, que además tiene gran humanidad e inteligencia. Un periodista real que le abrió la verdad al mundo”.

Ecuador ofrece asilo a Assange desde el 2012. “No podemos dejar que Estados Unidos, Reino Unido y otros (integrantes) del imperio del mal encarcelen a este hombre y lo maten”.

Waters no aclaró si volverá al Ecuador para un nuevo encuentro con las comunidades amazónicas. Dijo mantenerse fiel a la causa ambiental pero cuando se le consultó sobre cómo extendería su compromiso sorteó la pregunta e hizo un llamado para poner la mirada sobre Canadá. “¿Mi compromiso? ¿Está cuestionando mi compromiso? (ríe). Es una buena pregunta. Tenemos que pensar estratégicamente. Todo el amor que está en nuestros corazones está ahí, las 24 horas del día. Tenemos que pensar en Canadá, en su público y en su sistema judicial”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (2)