La esclavitud en las colonias, a través de una bravía mulata
Trazos de un protagonista de la vida nacional
Postales que dejó el eclipse anular solar
Urbes ‘pet friendly’ exigen más compromiso al dueño
La paternidad por partida múltiple eleva el sacrificio
Pérdidas para familias y daños millonarios en El Coc…
Nueva York sin mascarillas
Los destellos de luz en la cumbre Biden-Putin

La policía australiana busca a tres hombres acusados de torturar canguros

Los canguros fueron asesinados en incidentes separados en mayo y junio de este año.  Foto: Flickr: Nicki

Los canguros fueron asesinados en incidentes separados en mayo y junio de este año. Foto: Flickr: Nicki

Los canguros fueron asesinados en incidentes separados en mayo y junio de este año. Foto: Flickr: Nicki

La policía australiana difundió este miércoles, 26 de septiembre del 2018, las fotografías de tres hombres sospechosos de haber torturado y matado a varios canguros.

En videos obtenidos por agentes de policía se muestran  varios hombres torturando a canguros en dos incidentes separados, utilizando varias armas, como los nudillos, un rifle y cuchillos.

A los sospechosos se los busca por hechos ocurridos en mayo y junio de este año y que se saldaron con “dos canguros torturados y muertos”, indicó la policía del estado de Australia Occidental.

En una de las fotografías, uno de los sospechosos aparece armado con un puño de acero.

El sargento mayor de policía de Joondalup (estado de Australia Occidental) Paul Giuffre dijo que las imágenes de los incidentes violentos fueron angustiantes y el peor acto de crueldad con los animales que hayan visto.

La semana pasada las autoridades del estado de Victoria (sur) detuvieron a un hombre de 20 años sospechoso de haberse grabado al volante de un todoterreno mientras atropellaba a una decena de emúes (aves australianas) y contaba entre risas cada uno de los animales que iba arrollando.

Durante esa investigación, se incautó un teléfono móvil y se encontraron los videos de la crueldad animal que ahora indaga la policía.

El vídeo desató un diluvio de reacciones de denuncia en las redes sociales.