16 de octubre de 2019 13:03

Más de USD 100 millones perdió el turismo en Ecuador debido a las manifestaciones de octubre

El sector turístico del país registró pérdidas durante los 11 días de paralización. Foto: Archivo/ Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

El sector turístico del país registró pérdidas durante los 11 días de paralización. Foto: Archivo/ Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 9
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 1
Edwing Encalada

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Viajar

La paralización de actividades, bloqueo de vías y hechos de violencia, en 11 días de protestas, incluido un feriado, dejaron más de USD 100 millones en pérdidas en el sector turístico de Ecuador. Así lo señala Holbach Muñetón, presidente de la Federación de Cámaras Provinciales de Turismo del Ecuador (Fenacaptur).

“Aunque las pérdidas son millonarias, lo peor aún está por venir, ya que se perdió la confianza en el mercado internacional y ese es un intangible que ahora no se siente y reactivarlo será una tarea muy difícil”, dice Muñetón, este 16 de octubre, dos días después de que el Gobierno derogara el Decreto 883, sobre los subsidios de los combustibles, que desde el 3 de octubre provocó protestas de distintos sectores.

Según las proyecciones de las cámaras, desde que se inició la protesta, el jueves 3 con el paro de los transportistas, hasta el domingo 13, cuando los movimientos indígenas llegaron a un acuerdo con el Ejecutivo, Quito perdió USD 2,5 millones diarios.

“Aún no contabilizamos la afectación en el sector de alimentos y bebidas, cancelación de vuelos, cancelación en rutas manejadas en operadoras de turismo y devoluciones de dinero”, sostiene Muñetón.

En el caso de Guayaquil, la Fenacaptur calcula pérdidas de USD 3 millones a USD 3,5 millones. “Octubre es el mes de las fiestas, una época en donde se reactiva la economía guayaquileña con la llegada de turistas nacionales e internacionales para ver conciertos, desfiles, paseos acuáticos y más. En Manta, un crucero desvió su ruta debido a la situación del país y decidió no llegar al puerto. Por eso el paro para el turismo resultó nefasto”, señala Muñetón.

Para Raúl García, presidente de la Cámara de Turismo de Pichicha (Captur), el análisis debe incluir lo que dejó de percibir el sector turístico en el feriado por los 199 años de la Independencia de Guayaquil, que debía cumplirse el viernes 11. “Si solo sumamos las pérdidas de Quito y Guayaquil y lo que se dejó de percibir por el feriado, que en promedio genera más de USD 50 millones, el perjuicio al sector supera los 100 millones”, explica.

Según cifras del Ministerio de Turismo, el feriado del 10 de Agosto de este año generó un beneficio económico de USD 56 millones, con una tasa de ocupación hotelera del 51%. En el 2018, en cambio, el feriado del 9 de Octubre generó un beneficio económico al sector de USD 38 millones, con una tasa de ocupación hotelera del 42,33%.

En los días de manifestaciones, Azuay y Loja estuvieron al 0% de ocupación, Guayaquil al 15% y Quito al 20%. Esta última cifra representa a turistas que se quedaron atrapados en la capital y no pudieron salir a otros destinos.

“El turismo en este momento está estancado ya que no sabemos cómo levantar esas alertas para no viajar que se realizaron en el mundo, las cuales afectan directamente a las operaciones turísticas, reflejadas en un gran número de cancelaciones”, señala García. Añade que esas alertas ahuyentan al turista, incluso los seguros turísticos no aplican su cobertura.

El pasado 10 de octubre de 2019, el Departamento de Estado de EE.UU. emitió una alerta para los turistas estadounidenses que pensaban viajar a Ecuador, debido al grado de violencia que se registró en esos días.

“Protestas y bloqueos de carreteras continúan a lo largo del país y se espera que sigan en las semanas próximas”, reseñó el 10 de octubre EE.UU., que elevó a nivel de Alerta 4 a las provincias de Azuay, Bolívar, Chimborazo, Cotopaxi, Guayas (incluyendo Guayaquil), Imbabura, Loja, Los Ríos, Manabí, Pichincha (incluida Quito) y Tungurahua. También se sugirió no viajar a Carchi, Sucumbíos y al norte de Esmeraldas, por actividades delictivas.

Tanto García como Muñetón coinciden en que se debe invertir en la promoción internacional del país y proponen que se aprovechen los recursos que genera el Ecodelta, en lugar del 1 X 1 000 de los activos fijos que pagan todos los actores de la actividad turística del país, para financiar esa promoción internacional.

“La promoción turística del 2019 no existe. Se cayó el proceso y no sé si empezará en noviembre. Debemos entender que si no hay promoción en estos momentos, no se vende. Se debe apostar por Quito porque su turismo está con una herida mortal y es una ciudad emblema por ser un Patrimonio de la Humanidad”, señala Muñetón.

“El Gobierno debe tomar la decisión de invertir en la promoción para cambiar esa imagen que se mostró al mundo. Debemos retomar esa fama de ser un país de culturas nativas vivas, de naturaleza única y de hospitalidad”, dice García.

La ministra de Turismo, Rosi Prado de Holguín, concuerda con que el sector ha perdido más de USD 5 millones diarios debido al paro nacional y explica que ya se ha contactado con las embajadas de Francia, EE.UU., Reino Unido y Canadá, que son los mayores emisores de turistas al Ecuador, para tratar de que confíen nuevamente en el país.

Prado señala que trabaja en la promoción del país a través de una estrategia de marketing digital que permitirá demostrar la optimización de los recursos que le fueron asignados este año. “El 7 de octubre (del 2019) finalizamos el proceso de la campaña de promoción turística que será nacional, internacional y digital”, advirtió.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (1)