Un militar fallecido y varios heridos deja enfrentam…
¿Qué vías están cerradas por el paro este 28 de junio?
Estos son los cierres viales que se mantienen en Qui…
¿Qué elimina el Decreto Ejecutivo N° 95?
Cuatro sentenciados por asesinato de extranjera en c…
Tres factores afectan la producción de cebolla
Cada uno está en su ‘trip’
La negociación entre el Gobierno y los indígenas con…

Las mujeres pintadas por Guayasamín, en una muestra

A la izquierda, un retrato de Mercedes Sosa. A la derecha, retratos de Toty Rodríguez y otras mujeres mujeres. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

A la izquierda, un retrato de Mercedes Sosa. A la derecha, retratos de Toty Rodríguez y otras mujeres mujeres. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Verenice Guayasamín revisa dibujos que conformarán la muestra. Foto: Galo Paguay / El Comercio

Mañana, en el Día Internacional de la Mujer, se inaugurará la muestra ‘Miradas: ternura y belleza femenina’, una colección de 35 retratos de mujeres pintados por Oswaldo Guayasamín.

Las pinturas, algunas parte de la Fundación Guayasamín y otras de colecciones particulares, serán expuestas en la Sala Maruja Monteverde, de la Fundación (Mariano Calvache y Lorenzo Chávez), hasta el 8 de abril próximo.

“Es un homenaje a las mujeres en general, que muestra lo que Guayasamín hizo”, dice Verenice Guayasamín, hija del pintor y directora de la Fundación desde hace tres años.

“No tiene ningún contexto político. Para eso tendríamos que mostrar a las madres llorando, obras que hizo denunciando la violencia, los problemas de las madres, de la violencia contra ellas. Eso lo denunció en ‘La Edad de la Ira”, añade Verenice, frente a críticas que se han realizado en redes sociales por el nombre de la muestra, que apela a la ternura y a la belleza femenina en un día que representa la lucha por la igualdad de género, que incluye la batalla en contra de los estereotipos de lo delicado como calificativo exclusivo de las mujeres.

Esta exposición busca difundir el trabajo de Guayasamín como retratista. “Mostraba el espíritu de las personas”, opina Verenice sobre el trabajo que hacía su padre. Muchos de los retratados, cuenta, “decían que sentían que (Guayasamín) les estaba leyendo el pensamiento”, recuerda la directora de la Fundación.

A la izquierda, un retrato de Mercedes Sosa. A la derecha, retratos de Toty Rodríguez y otras mujeres mujeres. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Alrededor de los retratos hay muchas anécdotas, como la de Mercedes Sosa. Guayasamín hizo la pintura como una forma de agradecimiento, pues la cantante argentina participó de forma gratuita en uno de los conciertos de Todas las Voces Todas. Al ser un óleo, la pintura tuvo que quedarse en Quito hasta que se terminara de secar. Guayasamín tenía planificado enviarle el cuadro, pero la muerte súbita del pintor cambió los planes.

Los bienes de Guayasamín fueron declarados patrimoniales y desde entonces el retrato no ha podido salir del Ecuador. El hijo de Mercedes Sosa, Fabián Matus, ha venido al país en dos ocasiones para hacer trámites que autoricen la salida de la pintura, pero sin éxito.

Retratos de famosas como Toty Rodríguez también se expondrán. Verenice cuenta que su padre solía hacer retratos bajo pedido, pues vivía de su quehacer artístico, pero en ocasiones pintaba a personas para quedarse con los cuadros, como en el caso de Rodríguez.

Pinturas de mujeres cercanas al pintor también serán parte de la muestra. Entre esos, los retratos de Maruja Monteverde, la primera esposa y una de las personas más retratadas por Guayasamín.

Monteverde y Guayasamín se conocieron en la Escuela de Bellas Artes, a los 13 y 12 años respectivamente, por lo que en el catálogo hay retratos a lápiz, acuarelas, óleos y otras técnicas de Monteverde. Por lo tanto, la muestra también será un recorrido por la exploración de Guayasamín, hasta llegar al estilo por el que es conocido.