22 de julio de 2019 13:41

Mujer denuncia a aerolínea que no permitió su embarco por vestir un body; la compañía se pronunció

Laura vistió este atuendo (un body, una falta y zapatillas. Personal de la aerolínea Vueling catalogó a la vestimenta como 'inadecuada' y no le permitieron embarcar su avión. Foto: Captura de pantalla El País.

Laura vistió este atuendo (un body, una falta y zapatillas. Personal de la aerolínea Vueling catalogó a la vestimenta como 'inadecuada' y no le permitieron embarcar su avión. Foto: Captura de pantalla El País.

valore
Descrición
Indignado 11
Triste 0
Indiferente 12
Sorprendido 1
Contento 7
Redacción Elcomercio.com

Laura C. (nombre protegido)., de 24 años, alistaba sus maletas el sábado 20 de julio del 2019 para embarcarse en la ruta Palma-Barcelona (España) de la aerolínea Vueling. El proceso de ingreso al aeropuerto fue regular hasta que llegó el momento de entrar al avión. Cuando la joven se dirigía a la puerta de embarque, dos azafatas de Vueling no permitió su acceso a la aeronave.

El argumento del personal fue claro: su vestimenta era ‘inadecuada’. Indignada, Laura intentó ingresar pero fue en vano. El avión despegó sin ella a bordo. Su hermana captó el incómodo momento y lo compartió como una denuncia en sus redes sociales la tarde del domingo 21 de julio.

En diálogo con El País de España, Laura explicó que a primera hora de la mañana de ese sábado se disponía a viajar a Barcelona junto a su pareja. Para que no hubiesen inconvenientes en el trayecto, ella y su pareja llegaron a la sección de facturación una hora y media antes de la salida de la aeronave para verificar la condición de residente, además de sacar sus tarjetas de embarque. Después, pasaron los controles de seguridad con normalidad hasta que llegaron a la puerta del embarque.

Mientras realizaban la fila, Laura -que llevaba un body negro de tirantes, una falda y zapatillas, notó que las azafatas que esperaban en la recepción de la puerta intercambiaron miradas cuando la vieron. “Al llegar mi turno, la trabajadora que me atendía me dijo que así no volaba y que me fuera y me comprara algo. Le respondí que tenía un fulard (una prenda de vestir que se lleva como accesorio de moda y que se ata en el cuello o en la cabeza) para taparme y me dijo que ni con el fulard”. señala la joven.

Una de las azafatas, recuerda Laura, chequeó su tarjeta de embarque y la dejó pasar para ingresar. Sin embargo, a un paso de entrar, la empleada le dijo que no iba a acceder al avión. En el video que la hermana de la joven compartió en Twitter se escucha que una decena de viajeros que vieron lo ocurrido protestan: “¿Cómo no va a poder volar? No está molestando a nadie”. Las imágenes concluyen con la azafata asegurando que Laura y su pareja estaban intentando entrar al avión cuando ya existía una orden de negarles la posibilidad de volar.

Fuentes de la Guardia Civil, reporta El País, confirmaron que personal del aeropuerto recibió una llamada de trabajadores de Vueling en la que se solicitó a agentes de seguridad acudir a la puerta de embarque por un problema con dos pasajeros cuya vestimenta “era inadecuada”. Los efectivos se dirigieron hacia la zona y escoltó a la pareja fuera del área de seguridad.

Tras la divulgación de las imágenes y una ola de críticas que recibió Vueling en redes sociales acusándolos de machismo y discriminación de género, la compañía se pronunció en Twitter. En la plataforma, Vueling afirmó que las condiciones de transporte de pasajeros se aplica de forma “igualitaria a hombres y mujeres están diseñadas para defender y proteger la seguridad de todos los pasajeros a bordo para regular su comportamiento en beneficio de todos”.

Según la aerolínea, las condiciones de ingreso “establecen poder denegar el acceso a pasajeros cuya conducta no se adapte a dichas condiciones” y afirmó que “la pasajera iba en bañador”.

Vueling aceptó que la petición de Laura “fue abusiva” y que es la única “razón por la que se ha decidido llamar a la autoridad competente y que no volase”.

Frente a la declaración de la aerolínea, Laura C. insistió en que no iba en bañador y que no hubo momento en el que se produjo empujones o actitudes abusivas. Ella afirmó que presenta una denuncia ante la dirección general de Consumo del Gobierno para reclamar por lo ocurrido y recuperar el importe del billete del vuelo que no pudo abordar.

El caso de Laura no es aislado. En marzo del 2019, una aerolínea de Reino Unido amenazó con retirar de un vuelo desde Birmingham a Tenerife en las Islas Canarias a una joven de 21 años por usar una vestimenta también considerada ‘inapropiada’. La tripulación de advirtió que la mujer estaba ‘causando ofensas a los pasajeros por vestir una blusa corta y pantalones de talle alto.

La joven hizo público el incómodo episodio en sus redes sociales y recibió una ola de apoyo de sus seguidores que vieron como la posición de la aerolínea como un signo de discriminación de género excesivo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (8)