9 de septiembre de 2019 14:51

Sabú, el león del Zoológico Municipal de Loja, murió por insuficiencia renal

Fuerte, imponente, valiente. Así será recordado Sabú, el león del Zoológico Municipal de Loja, murió a causa de insuficiencia renal. Foto: Twitter Municipio de Loja

Fuerte, imponente, valiente. Así será recordado Sabú, el león del Zoológico Municipal de Loja, murió a causa de insuficiencia renal. Foto: Twitter Municipio de Loja

valore
Descrición
Indignado 3
Triste 18
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El Zoológico Municipal de Loja está de luto. Sabú, el imponente león que habitaba en el ‘zoo’, murió la mañana del sábado 7 de septiembre del 2019 debido a “una insuficiencia renal que padecía por su avanzada edad”. El felino falleció con más de 25 años, superando el límite de edad promedio de los leones (10 a 15 años). Lo confirmó el Municipio de Loja este lunes 9 de septiembre a través de un documento oficial en su plataforma web.

Sabú caminaba menos, no se alimentaba y bajó notablemente de peso, producto de los estragos de la patología. Fue apartado de exhibición desde mayo del 2019 para descansar lejos de la mirada de los visitantes nacionales y extranjeros.

El Municipio de Loja señala que, desde su retiro, el león de más de 25 años recibió atención permanente de los médicos veterinarios del zoológico. A Sabú le administraron medicamentos paliativos para “estabilizar al felino por su padecimiento crónico e irreversible”, informa la institución.

Sabú, el león del Zoológico Municipal de Loja, murió a causa de insuficiencia renal. Foto: Twitter Municipio de Loja

Sabú, el león del Zoológico Municipal de Loja, murió a causa de insuficiencia renal. Foto: Twitter Municipio de Loja

Vinicio Luzuriaga, coordinador del Zoológico Municipal de Loja, indicó -según reza el boletín- que se realizó la necropsia al león. El informe será emitido al Municipio y al Ministerio del Ambiente, custodio de Sabú desde el 2015.

Sabú era un felino especial. Además de haber sido el principal atractivo del zoológico, es recordado como un león fuerte, valiente.

Luzuriaga contó que Sabú nunca vivió en su hábitat. Se presume que nació en un circo; después fue adoptado por una persona en Guayaquil y, cuando empezó a crecer, fue entregado a un zoológico en Ibarra. Cuando este último cerró, el león y su pareja fueron llevados al Zoológico Municipal de Loja.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (2)