31 de julio de 2018 13:17

Lobo de páramo fue mutilado en Pimampiro por creencia de que su cola trae suerte

El Lobo de Páramo fue rescatado el pasado domingo 29 de julio del 2018 en Pimampiro. Actualmente se encuentra en el Zoológico de Quito en Guayllabamba. Foto: cortesía Shady Heredia.

El Lobo de Páramo fue rescatado el pasado domingo 29 de julio del 2018 en Pimampiro. Actualmente se encuentra en el Zoológico de Quito en Guayllabamba. Foto: cortesía Shady Heredia.

valore
Descrición
Indignado 50
Triste 4
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Carla Sandoval
Redactora (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El Zoológico de Quito en Guayllabamba recibió ayer (30 de julio del 2018) un Lobo de Páramo que fue hallado sin cola en Pimampiro (Imbabura). El animal fue rescatado el pasado domingo 29 de julio por Danilo Vásquez, agricultor y habitante del sector que se encarga de la protección del Oso Andino en vida silvestre desde hace 10 años.

Vásquez ya encontró mutilado al Lobo y cuenta que las personas adultas y algunos jóvenes del sector creen que la cola del Lobo de Páramo trae buena suerte. “Cuando tienen la oportunidad los mutilan para vender la cola o quedarse con ella”, afirma.


Posteriormente, Personal del Ministerio del Ambiente de la Dirección Provincial de Imbabura, en conjunto con Andrés Laguna, biólogo del proyecto Big Mammals Conservation, procedieron al traslado del lobo hacia Ibarra.

Allí, a través del GAD de Ibarra se procedió a la atención inmediata del animal en la Clínica Veterinaria del Municipio de Ibarra donde fue estabilizado y recibió una sutura en su cola.

El animal fue hallado en una carretera de Pimampiro con su cola mutilada. Foto: cortesía Shady Heredia.

El animal fue hallado en una carretera de Pimampiro con su cola mutilada. Foto: cortesía Shady Heredia.

 
Cerca de las 13:00 de ayer el personal del MAE trasladó el lobo hacia el  Zoológico de Guayllabamba. Shady Heredia, veterinaria del lugar cuenta que "llegó con problemas respiratorios. Estaba agitado, con hipotermia y se lo veía con bastante dolor”. El lobo además presenta espasmos musculares, explica la médica.

En el zoológico le colocaron fluidos intravenosos tibios, mantas y bolsas de agua caliente para ayudarle con la hipotermia. Con analgésicos se manejó el dolor y el animal continúa en observación. Para esta tarde se espera que se reciban los resultados de unos exámenes de sangre que se le realizaron.

Si bien el lobo amaneció más animado hoy, Heredia explica que “está bastante deprimido. Su pronóstico todavía es reservado. Vamos a tener que ver qué es lo que sale en los exámenes” pues “lastimosamente presenta unos signos que podrían ser compatibles con una enfermedad que se llama distemper canino”, conocido comúnmente como moquillo.

El moquillo es “una enfermedad canina grave , contagiosa, con una tasa de mortalidad que puede alcanzar el 50%”, según informa el portal VetStreet.

Heredia dice que con los exámenes practicados al Lobo de Páramo se busca determinar si el animal padece esta enfermedad o si tiene un problema neurológico debido a algún golpe.

Este ejemplar aún no sale de peligro. “Sin embargo está bajo observación, con medicación, con suero. Tenemos que esperar a los resultados de los exámenes de laboratorio”, afirma Heredia.

El Lobo de Páramo es el cánido más grande del Ecuador, parte de la creencia de que su cola es un amuleto se da porque no siempre es posible visibilizarlos, pues son animales tímidos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (6)