Conductor graba grandes rocas que bloquean vía Alóag…
Personas esperaron desfile del Bicentenario que se suspendió
Maduro saluda a Ecuador por el Bicentenario de la Ba…
Bolivia dicta alerta epidemiológica por viruela del mono
Vehículo embistió a asaltantes en Cotocollao; uno fu…
Cynthia Viteri buscará la reelección como alcaldesa …
Repique de campanas en 14 iglesias de Quito por la B…
La pandemia y su relación con el reaparecimiento de …

El hombre más alto y el más bajo del mundo se reúnen en Londres

El hombre más pequeño, Chandra Bahadur Dangi (izq.) junto al más alto del mundo, Sultan Kosen. Foto: Andrew Cowie/AFP

El hombre más pequeño, Chandra Bahadur Dangi (izq.) junto al más alto del mundo, Sultan Kosen. Foto: Andrew Cowie/AFP

El hombre más alto y el más bajo del mundo, miembros del libro ‘Guinness de los récords’, se encontraron hoy, 13 de noviembre,  por primera vez en el Hospital St Thomas de Londres, con motivo del sexagésimo aniversario del Guinness World Records.

Los plusmarquistas de estas asombrosas estaturas son: Sultan Kosen, un turco de 31 años que mide 2,51 metros, y Chandra Bahadur Dangi, un nepalí de 74 años que tan sólo mide 54,6 centímetros.

Sultan, que también tiene el récord de la persona viva con las manos más grandes -28,5 centímetros- posee este particular registro desde 2009, cuando desbancó del puesto al chino Xi Shun.

“Estoy muy contento de ser la imagen en el 60 aniversario de Guiness World Record y espero que ellos duren por lo menos sesenta años más”, declaró a Efe el alto turco, y añadió que él “ya había cumplido su sueño” al casarse hace un año con su actual mujer.

Por su parte, Chandra Dangi, actualmente el adulto vivo más pequeño del mundo, es también el más bajo de la historia -según el registro del “Guinness World Records”-, y es el sucesor de Gul Mohammed, que falleció en 1997 con una altura de 57 centímetros.

Para el diminuto nepalí, también es “una alegría” ser la imagen en este sexagésimo aniversario, y ha declarado que esto le ayuda a “viajar y conocer gente”, ya que “en Nepal la vida es muy difícil”, a pesar de que recibe mucha “ayuda” de parte de su familia.

En su primer encuentro, tanto público como privado, ambos han resaltado “la emoción y la sorpresa” al verse por primera vez, lógico si tenemos en cuenta que entre ambos hay una diferencia de 196 centímetros.