28 de junio de 2017  20:15

Expresidente cuestiona desvinculación de autoridades de Yachay

Rafael Correa escribió un artículo de opinión en diario El Telégrafo sobre la investigación en el caso Odebrecht en Ecuador. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

El expresidente Rafael Correa se refirió en su cuenta de Twitter a la desvinculación de cuatro autoridades académicas de la Universidad Yachay Tech. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 195
Triste 6
Indiferente 3
Sorprendido 6
Contento 13
Diego Bravo
(I)

Más reacciones se generan tras la desvinculación de cuatro autoridades académicas de la Universidad Yachay Tech. La noche de este miércoles 28 de junio del 2017, el expresidente Rafael Correa, se refirió a ese tema en su cuenta de Twitter.

En sus mensajes, él cuestiona la medida adoptada por el rector del establecimiento, Carlos Castillo Chávez, de separar del establecimiento a Catherine Rigsby, excanciller; Paola Ayala, exdecana de Ciencias Físicas y Nanotecnología; Paul Baker, exdecano de Ciencias Geológicas y Minería, y Vladimiro Mujica, exdecano de Ciencias Químicas e Ingeniería.

“Paola Ayala, exdecana de física y nanotecnología de Yachay Tech, despedida supuestamente para ‘ahorrarse’ USD 130 000 anuales, pero por eso perdemos USD 10 millones en donaciones de Japón y Alemania conseguidos por ella para su equipo de investigación”, escribió el exjefe de Estado.

Y añadió: “Paola es probablemente la mejor física de América Latina. ¿Es esto lo que queremos?”.

La polémica se desató el jueves 22 de junio del 2017, cuando, en un comunicado, las autoridades de Yachay Tech anunciaron políticas de ahorro. La medida fue adoptada luego de una evaluación para optimizar el uso de los recursos.

Con ello se desvinculó a las autoridades académicas que no imparten cátedra, así se optimizará recursos por aproximadamente USD 2 millones anuales. Castillo manifestó que se trataba de un grupo de decanos y subdecanos que no querían impartir cátedra en Yachay Tech.

“No podemos tener a profesores que viajan el 71% del tiempo o que están fuera del país. Tampoco autoridades, decanos o subdecanos que no quieran enseñar”, manifestó el funcionario en una entrevista con EL COMERCIO. Explicó que el secretario nacional de Educación Superior, Augusto Barrera, entendió la naturaleza de las decisiones administrativas y está de acuerdo en que debemos tener una universidad austera.

Finalmente, en sus mensajes de Twitter, Correa manifestó quienes fueron desvinculados del plantel están dispuestos hasta a trabajar gratis por ese sueño y esperanza llamado Yachay”. Considera a este proyecto como el más importante del país. “Ojalá todos lo hayamos entendido. Ahí está el futuro”.

Por este hecho, Rigsby, Baker, Ayala, y Mujica emitieron un comunicado la tarde de ayer. En este indicaron que “a todos quienes hemos sido despedidos (…) nos apasiona la docencia y no nos hubiéramos negado a participar en ella, no por órdenes superiores sino por convicción”.

Para ellos:“se descabeza el liderazgo académico que no comparte una visión de estrangulamiento y ultimadamente de fracaso de un proyecto a largo plazo para el Ecuador”.

Sin embargo en medio de una política de austeridad, emprendida por Lenín Moreno, esos sueldos no podían mantenerse. Eso dejó ver Augusto Barrera, semanas atrás, en su comparecencia a la Asamblea. Entonces criticó lo que calificó como "latisueldos".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (40)
No (13)