12 inhabilidades constan en el reglamento para calif…
180 000 aves de corral fueron sacrificadas en Cotopa…
Cancillería de Ecuador alista respuesta a Argentina …
Petroecuador adjudicó la venta de 1 080 000 barriles…
Ayudar y donar con responsabilidad en Quito en esta Navidad
Fiestas de Quito sin competencia de coches de madera
Quién es Roberto Romero von Buchwald, designado como…
Mujer usó el cadáver de su hija como mesa de noche, …

El transformismo recupera su festival: Queen of Queens

Queen of Queens tendrá más de 20 artistas en escena, el fin de semana

Queen of Queens tendrá más de 20 artistas en escena, el fin de semana

Queen of Queens tendrá más de 20 artistas en escena, el fin de semana. Fotos: Cortesía Pablo Gallegos

Queen of Queens renace en Quito como un festival que busca visibilizar el arte del transformismo en Ecuador. La primera edición del encuentro se realizará este fin de semana, en el escenario del Teatro Variedades Ernesto Albán, en el Centro Histórico.

Cambiar la forma de hablar y caminar, utilizando atuendos y maquillaje para adoptar e incluso exagerar las formas y comportamientos de un género distinto al propio, desde una concepción artística, es una práctica que ha estado presente por siglos en diversas culturas, desde el tradicional teatro kabuki, en Japón, hasta el cine contemporáneo de Hollywood.

Como espectáculo de variedades, el Drag Queen se popularizó en los años 60 y en Ecuador su práctica empezó a difundirse a finales de los años 90, según explica Pablo Gallegos, artista drag y director del festival Queen of Queens.

Gallegos pertenece a esta primera generación drag del país, que nació como un proyecto artístico musical y escénico, en la que también intervienen reconocidos artistas como Mauricio Erazo o Daniel Moreno.

El naciente movimiento drag se derivó en proyectos de revistas musicales, performances y obras de teatro. En el 2007 se realizó el primer Queen of Queens, como un concurso, que se mantuvo hasta el 2013.

“La idea era dar vida a cada personaje”, dice Gallegos, sobre el trabajo conceptual que había detrás de cada personificación y que se fue disipando con el surgimiento de una nueva tendencia que imponía la proyección estética sobre el valor artístico del personaje drag. Una moda que tuvo su mayor expresión en el ‘reality’ llamado ‘RuPaul’s Drag Race’, un programa concurso al estilo ‘American Next Top Model’.

En el 2018, después de cinco años del último concurso, Gallegos se planteó la idea de retomar el proyecto de Queen of Queens, motivado por la conmemoración de los 20 años de la despenalización de la homosexualidad en Ecuador y por el surgimiento de una nueva generación de aristas, provenientes de una nueva plataforma artística multidisciplinaria llamada Las Híbridas.

El espectáculo también marcará el regreso al escenario de Kruz Veneno, el personaje de Gallegos, que ha estado fuera de los escenarios por cerca de dos años.

El trabajo se inició con la apertura de la convocatoria en julio del año pasado, la búsqueda de escenarios y financiamiento que finalmente contó con apoyo público y privado.

Así fue como Queen of Queens vuelve al escenario del Teatro Variedades Ernesto Albán, donde se realizó el último concurso en el 2013, pero esta vez bajo el formato de festival, que se realizará durante dos días.

El evento se iniciará el próximo viernes con la presentación de una performance en la que participarán 10 artistas, cada uno presentará a un personaje diferente.

La segunda jornada del festival continuará el sábado con la presentación de Fireflights y Las Híbridas, dos grupos ecuatorianos que agrupan a 18 artistas en total, quienes ofrecerán un show de variedades.

La intención de Gallegos es devolverle al festival su condición de espacio político, social y artístico, que permita una comprensión más humana de las diversidades y la desmitificación de estereotipos generados desde el machismo y los prejuicios. Por eso, el festival ha tomado a la libertad como eje temático.

El glamour, la música, el teatro y el humor serán parte de este espec­táculo que celebra la diversidad.