12 de enero de 2020 00:00

Dos documentos del Ecuador repatriados desde Colombia

Documento histórico del Acta de Independencia de Quito, del 10 de Agosto de 1809.

Documento histórico del Acta de Independencia de Quito, del 10 de Agosto de 1809.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Gustavo Pérez Ramírez* 
(O)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La biblioteca de la Academia Nacional de Historia del Ecuador, durante los 110 años desde la fundación en 1909, ha logrado reunir un arsenal de documentos históricos muy valiosos que están a la disposición de los historiadores e investigadores para su estudio. Varios de ellos son una repatriación de documentos originales (escaneados) que llegaron en su momento a la cabeza del virreinato de Nueva Granada, desde la Real Audiencia de Quito. Más aún, al principio del gobierno de Vicente Rocafuerte (1834-1963) se envió al Secretario de Simón Bolívar, a pedido suyo, todo un acopio de archivos para la actualización de suHistoria de la Revolución de la República de Colombia, que fue publicada en 1858.

Dos colecciones merecen especial atención por haber sido repatriadas al Ecuador y pertenecer al patrimonio nacional. Están accesibles en la mencionada biblioteca.

1° La Revolución de Quito

En el exclusivo y poco conocido Archivo histórico privado, José Manuel Restrepo, al norte de Bogotá, carrera 115 A # 118-22, reposa la documentación utilizada por el historiador José Manuel Restrepo y Vélez, ministro del Interior y Secretario de Bolívar, para una de las primeras historias de la independencia en América Latina, Historia de la Revolución de la República de Colombia, 1827 y revisión en 1858. Es todo un acervo de archivos sobre la Revolución de Quito, incluida el Acta de la Independencia, por mucho tiempo no accesibles en el Ecuador.

Antes de su muerte, don José Manuel Restrepo y Vélez había dejado establecido el sistema de mayorazgo, para la dirección de su Archivo, de suerte que a su muerte en 1863, el hijo mayor, Ruperto Restrepo Montoya, heredó su cuidado para conservarlo indivisible e inalienable, y aumentarlo; y no solo conservó la herencia, sino que la enriqueció con preciosos documentos.

A su turno, su hijo José Manuel Restrepo Sáenz, continuó a cargo del Archivo, seguido por su hijo José María Restrepo Sáenz. A su muerte tomó la posta monseñor José Restrepo Posada, quien puso el énfasis en la historia eclesiástica, como historiador que fue de la Iglesia colombiana. Le sucedió su hermano Andrés Restrepo Posada, y actualmente, su hijo el Ingeniero José Manuel Restrepo Ricaurte, es el curador de tan precioso tesoro histórico.
Con particular fruición muestra a los interesados el volumen 25 del Fondo I, tituladoRevolución de Quito 1809, que contiene 584 folios de originales de tan importante período de la historia de Ecuador, comenzando por el acta de la Independencia y otros notables documentos no disponibles en el Ecuador.

Con motivo de celebrarse el Bicentenario de la Independencia del Ecuador, el Archivo Restrepo pidió al Archivo General de la Nación que se escanearan todos los archivos sobre el Ecuador. Así, la Academia de Historia del Ecuador recibió 98 rollos de microfilm de 35 mm que no deberían permanecer en la penumbra.

Si bien es cierto que el Fondo de Salvamento del Patrimonio Cultural de Quito-Fonsal- bajo la dirección de Guido Díaz Navarrete, publicó el acta de la Independencia bajo el título: Historia del Acta de la Independencia de Quito del 10 de Agosto de 1809, Trama ediciones, Imprenta Mariscal, 2009, Quito, Ecuador. La edición es de lujo y en dos tamaños, uno numerado, de un tiraje de 1 000 ejemplares y el otro de menor tamaño que se distribuyó en los establecimientos de Educación de la capital.

2° Cartas de los héroes de la Independencia

Por años se tuvo noticia de la existencia de estos documentos, que formaron parte de la biblioteca del ilustre doctor Gabriel Giraldo Jaramillo, presidente del Instituto Colombo-Ecuatoriano en Bogotá y miembro de las Academias de Historia y de la Lengua de Colombia, quien las adquirió en Popayán, suscritas en su mayoría por los Próceres de la Emancipación ecuatoriana, dirigidas a diferentes ciudadanos de los Departamentos del Sur de Colombia, en busca de apoyo para el levantamiento de Quito de 1809. Comprendiendo su importancia, se empeñó en que tales cartas reposaran en territorio ecuatoriano, y para tal fin, se dirigió en los años cincuenta del siglo XX a autoridades ecuatorianas, pero el asunto no prosperó.

En julio de 2013, el historiador colombiano Antonio Cacua informó a la Academia Nacional de Historia del Ecuador, que días antes había visto en el Museo de la Independencia en Bogotá, en una vitrina con muchas seguridades, que se exhibían unos documentos que podrían ser las famosas cartas de los héroes de la Independencia.

Contactado el director del museo, Daniel Castro Benítez, se aclaró el enigma:

Efectivamente y de manera oficial me permito comunicarle que el volumen denominado Documentos de la Revolución de Quito 1809-1810 que hizo parte de la Biblioteca de Gabriel Giraldo Jaramillo, fue adquirido por Museo de la Independencia-Casa del Florero del Ministerio de Cultura de Colombia a comienzo del presente año para integrar su importante colección documental, a partir de la oferta de una coleccionista privado, decisión que fue aprobada por el Comité de Adquisiciones de los Museos del Ministerio de Cultura en Bogotá.

Me permito informarle que estamos en un proceso de digitalización de todo el material, razón por la cual el volumen aún no está disponible para la consulta, y de esta manera permitir a los investigadores un acceso más práctico al mismo a partir de esta versión digital integral. Me comprometo a que una vez esté concluido este proceso, informarle de manera inmediata para que pueda realizar la consulta pertinente o hacerle el envío correspondiente.

Así la Academia recibió una copia escaneada en un CD que consta de 317 documentos bajo el título Revolución de Quito 1809-1810. Entre otros, 109 cartas de los patriotas de Quito, calificados de insurgentes, que habían sido interceptadas en Barbacoas y enviadas al gobernador de Popayán, Miguel Tacón, quien las remitió al Conde Ruiz de Castilla, presidente de la Audiencia de Quito:

Excmo. Señor:
Acompaño a V.E. la correspondencia seductiva de varios insurgentes de Quito, aprendida en Barbacoas y remitida por mi teniente de aquella ciudad, que consta de cuatro cuadernos numerados, el primero con treinta folios, el segundo con siete, el tercero con cuarenta y ocho y el cuarto con veinte y cuatro; y una nota relacionada comprehensiva de sus autores. Sin embargo de haberse compulsado el preciso término de esos papeles, para asegurar su suficiencia, temiendo algún extravío, como acaba de suceder con dos de las primeras cartas que he tenido que duplicar a V. E., hago cerrar éstas con presencia, conocimiento y verificación del Excmo. Encargado juntamente de poner el pliego en la Administración de Correos, y de no omitir medio ninguno de seguridad; cuyo correspondiente recibo espero se sirva comunicarme oportunamente V.E.

Dios guarde a V.E.
Túquerres, 4 de marzo de 1810
Firmado por Miguel Tacón.

* Miembro de número de la Academia Nacional de Historia del Ecuador.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)