2 de diciembre de 2019 00:00

‘Imalleras’, viaje de 45 años por la danza

En los años 90 integra a su propuesta elementos de  la danza butoh. Foto: Cortesía Susana Reyes

En los años 90 integra a su propuesta elementos de la danza butoh. Foto: Cortesía Susana Reyes

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Fernando Criollo

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los secretos de la danza butoh de los Andes, fundada por Susana Reyes, se revelan en ‘Imalleras. Mujeres de la memoria y el imaginario andino’.

Esta exposición cierra un ciclo de actividades por los 45 años de trayectoria artística de la reconocida coreógrafa y bailarina ecuatoriana.

La sala Víctor Mideros, de la Casa de la Cultura Ecuatoriana (CCE), acoge a esta muestra abierta hasta finales de diciembre, que reúne una selección de trazos y bocetos, textos, fotografías y elementos escénicos, a partir de los cuales se describe la concepción y evolución del proceso creativo de la artista ecuatoriana.

El espíritu danzante de Susana Reyes despertó durante un taller de danza folclórica, en el Colegio 24 de Mayo, tenía 16 años. Desde ese momento no ha dejado de buscar el camino hacia el estado armónico del ser a través de la danza.

“El cuerpo es un cofre donde anida la memoria de la humanidad, del planeta y del universo”, dice la artista.

Imalleras’ es un juego de sentimientos y palabras que hacen referencia al imaginario, a la memoria y al tiempo. La artista utiliza esta palabra para describir a las mujeres que han ido emergiendo de su cuerpo a lo largo de su carrera, que ha visto en la calle, en la lavandería donde se crió, en las comunidades y que han movido algo en su interior.

En la primera parte del recorrido, Reyes usa estos personajes que aparecen en una serie de dibujos para exponer un conjunto de ideas acerca de la cosmovisión andina, que son pilar fundamental en su obra.

La siguiente parte de la muestra es un recorrido entre mágico y didáctico, compuesto por un archivo fotográfico que recorre algunas de las más importantes obras de su repertorio, acompañadas con elementos del vestuario y la escenografía originales.

En conjunto, la exposición revela aquellos espacios de convergencia entre la cosmogonía andina y los códigos estéticos del butoh japonés, que Reyes ha instaurado como una propuesta inédita y un aporte invaluable para el arte ecuatoriano y latinoamericano.

La artista Reyes asegura que entrega esta obra como un tributo a la mujer, que ha sido silenciada y violentada pero que no ha perdido el anhelo.

“Este año de celebración ha significado volver a mirarme a mí misma en este caminar, para sellar un compromiso con el arte libre y liberador”, dice Reyes sobre un legado artístico que reafirma su compromiso con la vida, el arte y las causas sociales, en la que destaca el aporte de su compañero en el arte y la vida, Moti Deren.

El acto de inauguración será mañana, a las 19:00, en la sala Víctor Mideros de la Casa de la Cultura Ecuatoriana.

Fechas: Desde el 3 al 31 de diciembre.
Lugar: Sala Víctor Mideros (6 de diciembre y Patria)
Horario: Martes a sábado, de 09:00 a 16:30
Concepto: Un tributo a mujeres violentadas

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)