Procuradora Metropolitana pide declaración de fin de…
En Tungurahua es época de subirse a los árboles de f…
El bloqueo de vías se mantiene en Huaquillas, en el …
El Consejo de Comunicación sufrió un ataque cibernético
Chunchi tiene un grupo de voluntarios dispuestos a a…
Procuraduría presentó acusación particular contra lo…
Fuertes vientos se registraron en Quito durante la m…
En Manabí hay más movimiento turístico por las vacac…

Un padre estudió Derecho para apoyar a su hijo con autismo y terminaron la carrera juntos

Desde pequeño, el mayor sueño de Lucas Weberling, de 23 años de edad, siempre fue graduarse de la universidad. Foto: Tomada de redes sociales

Desde pequeño, el mayor sueño de Lucas Weberling, de 23 años de edad, siempre fue graduarse de la universidad. Foto: Tomada de redes sociales

Desde pequeño, el mayor sueño de Lucas Weberling, de 23 años de edad, siempre fue graduarse de la universidad. Foto: Tomada de redes sociales

Lucas Soares vive en el estado de Espirito Santo, en Brasil, y fue diagnosticado a los 12 años de edad con síndrome de Asperger. El joven decidió estudiar derecho y recibió el apoyo de su padre.

El Centro de control de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), señala que el síndrome de Asperger es un trastorno del espectro autista que representa “una discapacidad del desarrollo que puede provocar problemas sociales, comunicacionales y conductuales significativos”. 

Lucas Soares a lo largo de su educación fue víctima de bullying y hostigamiento por parte de sus compañeros de clase, según una publicación de Noticias UOL.

En 2016, el joven decidió estudiar la carrera de Derecho, siguiendo los pasos de su madre, y su padre se matriculó con él en la universidad con el objetivo de ayudar a su hijo.

Luis Felipe Soares, de 46 años, asistió junto a su hijo a la Faculta de Derecho, atendieron las mismas clases y compartieron los mismos deberes.

Al principio, Luis Felipe Soares creyó que acompañaría a su hijo solamente en lo que él se acostumbraba al entorno universitario, pero se interesó en la carrera y la culminó.

Luís Felipe dijo que su hijo Lucas fue bien aceptado por sus compañeros y profesores. Y señaló que, a pesar del desorden, el joven fue tratado como un estudiante común, según dijo al medio señalado.

“Lucas no me dejó rendirme y estuvimos juntos hasta el final. Lucas era otro alumno de la clase. Todo el trabajo y las pruebas se hicieron por igual. Completó el curso con su esfuerzo”, expresó Luis Felipe Soares a medios de comunicación locales.

La historia a sido replicada por medios locales e internacionales desde el pasado 4 de enero del 2021.