Conmoción entre los vecinos del sector de Carretas p…
Ciclistas fueron asaltados con arma blanca en Pomasqui
Juez bloquea orden de Biden sobre obligatoriedad de …
USD 203 millones para Proyectos para agua potable y …
Muere la madre de Bolsonaro a los 94 años
¿En cuánto tiempo puedo visitar a una persona que tu…
Cámara de Industrias participará en la elaboración d…
Juezas fallan a favor de rutas y frecuencias de buse…

Exjefe que arrojó 91 500 centavos a empleado fue demandado en EE.UU.

La novia del extrabajador publicó en redes sociales imágenes de los miles de centavos que el exjefe arrojó junto a un líquido en la entrada de su casa, tras una demanda laboral. Foto: Captura de pantalla

El indignante episodio que sufrió un trabajador terminó con una demanda en el Departamento de Trabajo de Estados Unidos. Andreas Flaten presentó una queja en contra de su exjefe Miles Walker, luego de que el exempleador arrojara 91 500 monedas de un centavo de dólar en la entrada de su casa.

El exjefe botó el dinero el pasado 12 de marzo del 2021 en la vivienda de Flaten en Georgia, EE.UU. Las monedas estaban empapadas con un extraño líquido que parecía aceite, “que tomó casi siete horas limpiar”, según informó la entidad gubernamental estadounidense.

Las imágenes de lo que, aparentemente, fue una represalia contra el exempleado se difundieron en redes sociales y levantaron un debate sobre el maltrato de las personas para recibir el pago por su trabajo.

El New York Times publicó el 9 de enero del 2022 que, casi un año después, el conflicto fue resuelto, luego de que el exjefe y propietario de un taller mecánico recolectó el dinero y le dio los USD 915 en billetes. Esa cantidad le debía Walker por los meses que no le canceló el salario a Flaten.

El exjefe “estaba tomando represalias contra el exempleado por haberse quejado al Departamento de que no había recibido su último cheque de pago”, dijo la autoridad en la demanda. En el documento también se señala que el propietario de la mecánica violó la Ley Laboral Federal, de acuerdo con la publicación del Times.

La disputa laboral generó la empatía de distintos usuarios de redes sociales, que compartieron otras historias de incidentes con jefes.

Según los reportes locales, el hecho se generó luego de que el hombre renunciara a su trabajo porque no le permitían retirar a su hijo de la guardería y por el retraso en el pago de su salario.

Pese a que Flaten renunció con anterioridad, su exempleador se negó a pagarle y el extrabajador presentó una queja ante las autoridades laborales.

“Pensé que se salió con la suya…estoy feliz de que ver que se hizo justicia”, dijo el extrabajador luego de recibir su dinero, al medio estadounidense.

En el primer trimestre del año pasado, la novia de Flaten contó en Instagram que el antiguo jefe de su pareja dejó la gran cantidad de monedas con una nota que decía “Jódete” y un líquido emanaba un raro olor.

La pareja trató de recolectar el dinero, pero debido al peso hasta las llantas de la carretilla explotaron.

Suplementos digitales