La industria carrocera del país no logra reactivarse
Los detenidos por tráfico de drogas aumentaron este año
La Vuelta al Ecuador recorrerá ocho provincias
Ómicron dilata el fin de la pandemia  
Reforma exonera de tributos a las firmas importadoras
Miles ‘queman al diablo’ pese a los ries…
Juez niega pedido de libertad a la expresidenta Áñez
Unos 600 migrante llegaron a Puebla en la caravana

La comunidad Zancudo Cocha, en Orellana, se capacita en monitoreo

A través de este proceso se obtuvieron imágenes y videos de más de 20 especies. Foto:Cortesía Ronald Bravo, WWF

A través de este proceso se obtuvieron imágenes y videos de más de 20 especies. Foto:Cortesía Ronald Bravo, WWF

A través de este proceso se obtuvieron imágenes y videos de más de 20 especies. Foto:Cortesía Ronald Bravo, WWF

Jaguares, osos hormigueros gigantes, pumas y halcones blancos son algunas de las especies que la comunidad de Zancudo Cocha logró capturar en imágenes y videos. Los hombres y mujeres de esta zona fueron capacitados en el monitoreo biológico utilizando cámaras trampa, con el objetivo de que vigilen su territorio y se reconecten con el bosque.

La comunidad kichwa, ubicada en la Reserva de Producción de Fauna Cuyabeno, fue elegida para este proyecto conjunto entre el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) Ecuador, WWF Alemania, WWF Bélgica, con el apoyo del Ministerio del Ambiente. Según los organizadores, la intención es que estas personas puedan proteger su área de los madereros y cazadores furtivos, mientras se genera un proceso de aprendizaje sobre las especies que habitan en este lugar.

El grupo recibió el equipamiento y las capacitaciones para instalar, mantener, recoger e interpretar los datos de las cámaras trampa. Motivados por las imágenes que iban obteniendo en el proceso, aprendieron a marcar puntos en un GPS, preparar el terreno y a crear zonas de estudio.

En diciembre del 2017 el conocimiento adquirido por más de un año fue puesto a prueba. La comunidad fue elegida como la zona encargada de recolectar imágenes en Ecuador para el monitoreo de jaguar a gran escala. En Colombia y Perú también se eligió una zona por cada país.

WWF explica que 60 cámaras fueron instaladas en la Reserva de Fauna Cuyabeno. Durante cuatro días, los encargados de la labor caminaron alrededor de 12 kilómetros diarios para poder conseguir una muestra amplia de imágenes.

Una vez culminada esta primera etapa del estudio trinacional del jaguar se lograron recopilar más de 20 especies. Con la información obtenida, se busca recolectar datos actualizados sobre la fauna que habita en el área para actualizar el plan de manejo de la comunidad. Esta experiencia con la comunidad kichwa ha motivado a otras comunidades de Cuyabeno a involucrarse en actividades similares.

Suplementos digitales