Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 13 de junio del 2021
China pone énfasis en explorar el espacio
La Playita del Parque Nacional Machalilla es vital p…
Las personas con albinismo luchan contra burlas y pr…
El Gabinete presidencial junta a tres generaciones
Alexandra Vela: ‘El encuentro es bueno, pero no es u…
En el vacunatorio del Bicentenario hubo música y danza
Virtualidad afectó a negocios aledaños a las universidades

Actor de filme ecuatoriano sobre personas con discapacidad recibe homenaje póstumo

La Casa de la Cultura Ecuatoriana ofrece este jueves 23 de enero del 2020 un homenaje póstumo al argentino-ecuatoriano Joaquín Wappenstein, actor de la primera película ecuatoriana sobre personas con discapacidad ‘Solo es una más’, de la cineasta Viviana Cordero.

Wappenstein, que falleció en diciembre pasado, expuso su talento y su fortaleza en ‘Sólo es una más’ y a pesar de su discapacidad, se desempeñó como co-guionista, coproductor y protagonista, recordó la Casa de la Cultura en un comunicado.

Como homenaje póstumo se proyectará la película de forma gratuita, y tanto Cordero como el director de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, Camilo Restrepo, ofrecerán discursos en recuerdo del actor.

A Joaquín Wappenstein le detectaron un tumor en el cerebro a los nueve años y desde entonces las convulsiones no pararon, como tampoco sus ganas de vivir, romper esquemas y lanzarse a lo desconocido con la voluntad del que sabe que cada día puede ser el último.

La Casa de la Cultura recordó que a los 18 años, Wappenstein se vinculó al mundo del teatro. Se desempeñó como asistente de producción en la obra ‘Amores.com’ de Viviana Cordero, y “a partir de esa experiencia, quedó fascinado por la actuación”.

Desde que le descubrieron el tumor, tres meses después de la muerte de su madre, Joaquín sufrió las repercusiones de la epilepsia no solo en lo físico, sino también en las relaciones sociales y el aislamiento al que le somete la gente de su edad, de quienes no le consideran “normal”.

Unos efectos plasmados en la película de Cordero, que consideró “perfecto” titularla ‘Solo es una más’, frase recurrente del protagonista cada vez que supera una de las convulsiones.

Video: YouTube, cuenta: Sólo es una más

Se trató -según Cordero- de la “la primera película de ficción sobre discapacidad en Ecuador”, en la que, a pesar de contar algo triste, lo trató con mucha esperanza, luz, positivismo y optimismo.

Junto a Joaquín trabaja Nicole Herdoíza, una niña con síndrome de down, fue un perfecto tándem que logró que el espectador se cuestione qué es la normalidad.

“¿Existe alguien normal?”, es la frase que abre la película lanzada en 2017 que termina interpelando, “¿es usted normal?”, mientras Cordero subraya que la normalidad “no existe”.