22 de noviembre de 2018 00:00

La Chola Cuencana Dayana Ramón impulsará sus proyectos

La nueca Chola Cuencana, Dayana Ramón, presentó su plan de trabajo. Foto: Lineida Castillo/ EL COMERCIO.

La nueca Chola Cuencana, Dayana Ramón, presentó su plan de trabajo. Foto: Lineida Castillo/ EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
Lineida Castillo
Redactora
(F-Contenido Intercultural)

El Consorcio de Juntas Parroquiales de Cuenca posesionó el martes 20 de noviembre del 2018 a Dayana Ramón Criollo como la Chola Cuencana 2018-2019. Ella fue elegida el 3 de este mes en el aniversario 198 de independencia de la capital azuaya.

Ese día participaron 19 candidatas de las 21 parroquias rurales del cantón. Este evento cultural convocó a más de 20 000 personas en el parque de Miraflores.

Ahora, el trabajo de la Chola Cuencana se centra en resaltar y representar a la mujer campesina. Por eso, como lo establece la ordenanza municipal aprobada en 1999, la Chola tiene las competencias de trabajo en las áreas social, turística y cultural en las 21 parroquias rurales. Para cumplir esa labor recibe el apoyo directo del Consorcio de Juntas Parroquiales y del Municipio.

La misma ordenanza establece un sueldo de USD 7 200 al año para sus gastos de representación en todos los eventos donde participe dentro y fuera del cantón. Ese monto lo asume el Municipio.

Dayana Ramón tiene 17 años y cursa el tercero de bachillerato en la Unidad Educativa Francisca Dávila Muñoz y representó a la parroquia de Nulti. Según ella, tiene listo los proyectos que ejecutará hasta noviembre del 2019. Su labor se enfocará en la atención a la población vulnerable y el rescate cultural.

Dos días a la semana –en las tardes- pasará en una oficina del Consorcio coordinando las actividades. Esta semana, por ejemplo, empezó su gestión en instituciones públicas y privadas, donde entregó donaciones de caramelos y juguetes para homenajear a los niños de la zona rural por Navidad.

En esta actividad también le apoyan las cholitas de las 20 parroquias restantes. La meta planteada por Ramón es elaborar 5 000 fundas de caramelos para regalar a niños de escasos recursos económicos.

Según Daniel García, presidente del Consorcio de Gobierno Parroquiales, el año anterior obsequiaron 4 500 fundas. “De esta forma hacemos felices y llegamos con un gesto por Navidad a los niños de las zonas más apartadas”.

Otra actividad que preparan para diciembre es la participación de las parroquias en el Pase del Niño Viajero, una expresión cultural y religiosa que organiza la Arquidiócesis de Cuenca y el Monasterio del Carmen de la Asunción, que es custodio de esta imagen.

El 24 de diciembre, las parroquias rurales participarán con carros alegóricos como muestra de fe. Prepararán danzas andinas y platos típicos.

Desde enero próximo y hasta concluir con su reinado, en cambio, la Chola Cuencana trabajará en un proyecto de rescate de las costumbres, tradiciones, capacidad artesanal y gastronomía típica rural.

Para cumplir su objetivo organizará ferias y festivales en cada parroquia. Por ejemplo, mencionó que en Nulti hay un legado artesanal de la pirotecnia. En Ricaurte se destaca la preparación del cuy, en San Joaquín la cestería y en Sayausí los huertos de hortalizas.

Para Ramón, este potencial se debe mostrar para que sea conocido a escala nacional para atraer al turismo. “Con este proyecto dinamizaremos la economía de las familias y se generan nuevos emprendimientos en las parroquias”.

García dijo que con proyectos similares se han manejado las Cholas Cuencanas anteriores y lograron visibilizar en otras regiones del Ecuador a algunas parroquias como Baños, Turi, Ricaurte, Sayausí, Quingeo, entre otras, que reciben a los turistas nacionales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (2)