6 de noviembre de 2018 00:00

Baeza, Misahuallí, Puyo y Macas, puertas de entrada a la Amazonía

Paseos fluviales en Misahuallí, una exploración icónica de este sector. Foto:  Cortesía Ministerio de Turismo.

Paseos fluviales en Misahuallí, una exploración icónica de este sector. Foto: Cortesía Ministerio de Turismo.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 7
Edwing Encalada
Redactor (I)
eencalada@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Aventura, naturaleza, aviturismo, clima amigable y una gastronomía nativa emergente son la propuesta de cuatro ciudades que se presentan como la puerta de entrada a la Amazonía, estas son Baeza, Misahuallí, Puyo y Macas. 

Rodrigo Salas, director de Productos del Ministerio de Turismo, afirma que la Amazonía está más cerca de lo que se cree. “Estos destinos están a una distancia no mayor a las tres horas y 30 minutos de viaje en automóvil desde Quito, es decir, un menor tiempo de viaje que lo que se invierte en los traslados a la playa”, señala.

La biodiversidad nativa es la principal carta de presentación de estos destinos. Baeza, por ejemplo, es un sitio de alta demanda entre los amantes del aviturismo. Ubicado a 1 914 msnm, la cabecera cantonal del cantón Quijos se encuentra enclavada en un lugar de la cordillera oriental que recibe la influencia de los Andes y de la Amazonía.

Los ornitólogos califican a su vegetación como un bosque en transición. Por su cercanía, con la Cordillera de los Guacamayos, aves que habitan allí como el tucán andino piquinegro, tucanetas, el motmot montañero, el frutero verdinegro, entre otras, se las puede fotografiar en esta zona.

En Misahuallí, en cambio, se han conjugado los deportes extremos -como kayak, rafting y el tubbing- con experiencias de relajación para las parejas y en familia.

Este balneario del río Napo cuenta con una playa de suaves arenas que ofrece a los visitantes una serie de actividades como paseos fluviales en canoa a motor, observación de aves exóticas, visitas a las comunidades locales para conocer sus formas de vida y aprender de su cultura ancestral. Las excursiones a los jardines medicinales del sector son uno de los principales atractivos.

Puyo, en la provincia de Pastaza, donde la temperatura promedio es de 20°C, ha hecho del turismo una de las industrias que más recursos genera.

Sus decenas de cascadas, artesanías elaboradas en madera de balsa y tagua, reservas como el Parque Botánico Las Orquídeas, en donde existen más de 300 especies de esta flor orquidácea, a más de 38 variedades de heliconias y 70 variedades de bromelias son sus principales atractivos.

En Macas, capital de la provincia de Morona Santiago, la categoría de ‘esmeralda oriental’ se la ha ganado debido a que el primer impacto visual que tienen los turistas son las ramas de sus árboles copadas de aves multicolores junto a una flora de aromas dulces.

Entre sus principales destinos están las cuevas de Tayuza, las aguas termales de Panía, las cascadas de Chupiankas, el complejo de cascadas de Cumbatza, las playas del río Upano, el Centro Histórico del cantón Santiago, entre otros.
Rodrigo Salas añade que al experimentar la gastronomía de los destinos, se obtendrá un matiz distinto en el viaje. “Debe probar el maito y el ayampaco para determinar sus diferencias. Acompáñelo siempre con guayusa”, recomienda.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)