2 de julio de 2018 00:00

‘Awashka’ reúne la historia del tejido en una muestra

La joven de 25 años dictará un taller de tejido con la  técnica del telar vertical, durante nueve días. Foto: cortesía

La joven de 25 años dictará un taller de tejido con la técnica del telar vertical, durante nueve días. Foto: cortesía

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 2
Gabriela Castellanos  (F-Contenido Intercultural)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Durante nueve meses, María Belén Arellano vivió en Otavalo y aprendió técnicas de tejido ancestral, de la mano de expertos textileros. Su aprendizaje se refleja desde el 16 de junio del 2018, en una muestra en Atuntaqui.

‘Awashka - Historias que se tejen’ nació por la curiosidad de Arellano por la práctica ancestral del tejido. Hace cinco años se involucró con el mundo de la medicina ancestral.

“Hay un entendimiento con el que se inician las ceremonias que es ‘todos somos familias, todos somos relaciones’ y la idea es que todos estamos conectados”, cuenta Arellano.

Con esta idea buscó un medio para representar ese pensamiento y encontró en el tejido la forma adecuada de hacerlo. “Cuanto tejes estás todo el tiempo conectando hilos y generando vínculos”, agrega.

Entonces decidió internarse en la historia y en la vida de los tejedores. Así llegó al Museo Viviente Otavalango. En principio quiso aprender una técnica prehispánica conocida como callúa. “Es una técnica que requiere de mucha paciencia y desgaste físico, porque se utiliza la fuerza del cuerpo”.

Luego de dar sus primeros pasos con este método aprendió a utilizar el telar de pedal.

Con esa técnica creó su muestra. Su obra principal, Hatun Chumbi, está elaborada con esta técnica. Es un tapiz de 15 metros de largo que tiene como motivo principal la historia del tejido otavalo. Elaborar la pieza le tomó cinco meses.

Además hay fotografías que sirven como documentación etnográfica de la comunidad donde vivió y aprendió la técnica del tejido ancestral de primera mano. Entre las imágenes hay retratos de sus maestros de tejido. La muestra estará abierta hasta el 14 de julio.

Otras obras incluyen bocetos de los textiles, pinturas, video sobre el proceso del tejido, y un telar para que la ciudadanía aprenda. Esta artista también expone libros que hablan sobre la historia del tejido.

Desde mañana se realizará un taller de tejido abierto para todo público. Con este busca dar a conocer la técnica del telar vertical y elaborar un tapiz.

El curso es gratuito y se extenderá hasta el próximo viernes 13 de julio.
Además de enseñar a tejer, se impartirá apreciación artística. La Fábrica Imbabura está ubicada en la calle Abdón Calderón y Junín. Las clases serán de lunes a viernes, de 09:00 a 10:30.

Después del taller, la artista continuará con un emprendimiento que busca promover la valoración de los tapices como obras de arte y no únicamente como artesanías. “Pasa mucho que los artesanos, joyeros, textileros no son bien remunerados y el trabajo que realizan es sumamente importante y también requiere de mucha habilidad y destreza”, recalca.

Con la comunidad elaborarán productos de alta calidad para venderlos en el exterior.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)