5 de junio de 2018 00:00

8 100 artesanías están bajo conservación en Cuenca 

El museólogo del Cidap, Eduardo Tepán, es el encargado de cuidar la reserva. Foto:  Xavier Caivinagua para EL COMERCIO

El museólogo del Cidap, Eduardo Tepán, es el encargado de cuidar la reserva. Foto: Xavier Caivinagua para EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Giovanni Astudillo
Editor
(F-Contenido Intercultural)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El Centro Interamericano de Artesanías y Artes Populares (Cidap), en Cuenca, tiene una reserva de 8 100 piezas artesanales de 29 países de Latinoamérica, Europa, Japón, Indonesia y la India. Está constituida de cerámica, textiles, fibras vegetales y piezas de madera, vidrio, metal o hierro.

La mitad corresponde a objetos del Ecuador. Uno de los objetivos del Cidap, que fue creado en 1975 por el Gobierno Nacional y la OEA, es contar con un museo para valorar y proteger el legado artesanal del Ecuador y América. La conformación de la colección se realiza mediante adquisiciones o donaciones por parte de los países o artesanos, dice el museólogo del Cidap, Eduardo Tepán.

Las piezas deben cumplir parámetros como la calidad de la técnica y diseño y ser parte de la identidad. Son elementos etnográficos que rescatan técnicas ancestrales, costumbres y tradiciones, además de las que están en peligro de extinción.

De estas últimas se conservan urnas religiosas de madera y talladas, que eran producidas por artesanos de Gualaceo. En la actualidad, ya nadie emplea esa técnica, dice Tepán. Además del espacio adecuado para el manejo de la reserva, se requieren otros elementos para el cuidado como tener una climatización, que permita una temperatura que oscile entre los 18 y 20 grados centígrados y una humedad relativa que vaya del 45% al 60%.

Para alcanzar esos parámetros cuentan con equipamiento que absorbe la humedad del espacio y brinda mejorar condiciones para la conservación.

Las piezas salen periódicamente para las exposiciones, que dependen de la planificación anual, es decir, las muestras pueden ser por tipo de producto, país o técnica. En el museo del Cidap se efectúan entre cuatro y seis exposiciones al año. Previa a la muestra, las piezas salen a una suerte de cuarentena en la que se da una conservación preventiva.

Sin embargo, dice Tepán, todas las piezas reciben un mantenimiento periódico anual para preservarlas. Esa labor es realizada por dos técnicos.
Con esta reserva no solo se efectúan exposiciones en el Cidap sino también en el resto del país o el exterior. También, pueden acceder los investigadores que desean estudiar las piezas o sus técnicas de elaboración, señala Tepán. Requieren una solicitud.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)