4 de julio de 2019 16:36

Mural que Apitatán pintó en el sector Bellavista fue vandalizado

El artista urbano Apitatán pintó el mural El Amor No Tiene Género el 1 de julio del 2019 en el sector Bellavista, en el norte de Quito. Foto: cortesía Apitatán

El artista urbano Apitatán pintó el mural El Amor No Tiene Género el 1 de julio del 2019 en el sector Bellavista, en el norte de Quito. Foto: cortesía Apitatán

valore
Descrición
Indignado 12
Triste 20
Indiferente 1
Sorprendido 5
Contento 132
Karol Noroña

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El Amor No Tiene Género, mural con el que el ilustrador, diseñador gráfico y artista urbano Apitatán (Juan Sebastián Aguirre) llenó de color al sector Bellavista, en el norte de Quito, amaneció vandalizado este jueves 4 de julio del 2019. 

La obra contempla un mensaje claro: la diversidad del amor coloreada por el arcoíris. En el mural, impacta la sensibilidad con la que Apitatán edifica los besos de tres parejas

Desde la izquierda, dos mujeres -matizadas por el naranja y el rojo- unen sus labios. En el centro, en cambio, un hombre y una mujer -entre verde y azul- se besan. Y, a la derecha, dos hombres -con los ojos cerrados- rozan sus labios entre la unión del morado y el azul

Quienes vulneraron el mural bosquejaron dos franjas entre las parejas homosexuales retratadas en El Amor No Tiene Género. Las imágenes de la obra vandalizada compartidas en las redes sociales dejan ver que las marcas se colocaron entre los rostros de la pareja de dos mujeres y de dos hombres, como separando los besos.  

Mientras Apitatán mira la imagen del mural, que no logró culminar (avanzó hasta el 60%), lanza una reflexión sobre las respuestas de la sociedad ecuatoriana hacia su obra. "Es interesante entender que el arte callejero es lo que plantea una conversación. Aquí no existen intermediarios, el diálogo es directo con la gente. Es arte vivo donde hay una pregunta y una respuesta", señala en diálogo con EL COMERCIO.

El mural que el artista Apitatán pintó en el sector Bellavista, en el norte de Quito, amaneció rayado este jueves 4 de julio del 2019. Foto: Twitter Andrea Grijalva

El mural que el artista Apitatán pintó en el sector Bellavista, en el norte de Quito, amaneció rayado este jueves 4 de julio del 2019. Foto: Twitter Andrea Grijalva

En el caso de El Amor No Tiene Género, dice el artista, surge una pregunta: "¿No estamos listos para seguir avanzando a una mentalidad más abierta?".

La construcción del mural no solo fue elogiada por seguidores del arte de Apitatán, sino por colectivos Lgbti (Lesbianas, gais, bisexuales, transgénero e intersexuales) que aplaudieron su sensibilización con la lucha por el reconocimiento de sus derechos, también su empatía por la diversidad y el amor

Ese camino, que busca precisamente un cambio en la mentalidad de la sociedad para garantizar el respeto y la inclusión, era la intención del artista. "Esta fue una acción desinteresada por parte de una persona que no forma parte de la comunidad Lgbti, una acción para visibilizar un cambio. Pero parece que no nos gusta vernos al espejo...ese es el motivo de la censura", señala. 

La polémica se inició cuando el artista comenzó a pintar la obra el 1 de julio del 2019. Miembros de la Policía Nacional del Ecuador llegaron al barrio Bellavista después de que moradores del sector se quejaran del mural de Apitatán. Ese día, los agentes -que llegaron a las 16:00- no lo detuvieron, según el artista, porque "no había argumentos"

Miembros de la Policía Nacional acudieron la tarde de este lunes 1 de julio del 2019 al barrio Bellavista tras recibir quejas de los moradores del sector por un mural del artista urbano Apitatán. Foto: cortesía Apitatán.

El 1 de julio, miembros de la Policía Nacional llegaron al barrio Bellavista, tras recibir quejas de los moradores por un mural del artista urbano Apitatán. Foto: Cortesía Apitatán

Los daños en el mural de Apitatán generaron rechazo e indignación. "El mural de Apitatán acaba de ser rayado como un rechazo a la defensa del amor igualitario y la igualdad de género. Es una pena de verdad", dijo Andrea Grijalva, en su cuenta de Twitter. 


Para otros usuarios, la vulneración de la obra de Apitatán -uno de los exponentes del arte urbano más destacados de la región latinoamericana- es una muestra de censura e irrespeto a la libertad de expresión.  "Ignorancia, brutalidad, bestialidad, falta de conciencia, poca apreciación, mirada cerrada y mentes cuadradas. ¡Lamentable! El arte no se destruye, se admira", dijo Pablo Virgili. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (105)
No (3)