Tema

música ecuatoriana

AU-D busca llegar a nuevos públicos con ‘El Degenerado’

El cantante habló de su nueva producción discográfica con DIARIO EL COMERCIO. Con 'El Degenerado' AU-D busca reafirmar que su música no se encasilla en un solo género musical.

El ‘merchandising’ afianza a la fanaticada

Cuando escasea el mercado para la venta de música, la creatividad de los artistas se expande hacia artículos permanentes o de colección que permitan al público conocer la música. Las camisetas son el elemento más manipulado por los músicos para posicionar el nombre de la agrupación. Esta prenda permite una fusión con el diseño para plasmar la personalidad de las bandas.

Julián Tucumbi toca 22 instrumentos andinos

El nombre de Julián Tucumbi suena tanto como su música en su natal Pujilí, Cotopaxi. El indígena, de 76 años, es famoso por su grupo artístico con el que representa al tradicional baile del Danzante.

‘Misquilla’ es lo nuevo de Juan Fernando Velasco

Diez canciones componen la nueva producción discográfica del ecuatoriano Juan Fernando Velasco. El disco saldrá a circulación a finales de noviembre del 2014.

En cuatro años se han registrado 15 000 canciones en Ecuador

Tras una breve revisión de la difusión de contenidos musicales por las emisoras nacionales se desprende que la relación entre música extranjera y música ecuatoriana es de cuatro a uno. Es lo que se busca cambiar -gradualmente hasta junio del 2016- con el Reglamento para la aplicación del 1x1, aprobado por el Cordicom, la semana pasada.

‘A propósito de un día común’: Sal y Mileto nació en Tilipulo

Dado a que el apogeo de Sal y Mileto se dio cuando el ensamble consistía en un trío formado por Igor Icaza (batería), Franco Aguirre (bajo) y el desaparecido Paúl Segovia (guitarra y voz), muchas veces se ignora que en el prólogo de esta novela hubo más actores. Estuvieron ahí, encerrados durante un fin de semana, en el primer ensayo en una hacienda de Tilipulo, Cotopaxi.

Los sonidos de Sal y Mileto, 20 años después

A 20 años de la creación de la banda ecuatoriana de rock Sal y Mileto, nos disponemos a hacer un recorrido por esas canciones que definieron momentos en la historia de la música nacional y de la culturas urbanas en las calles de Quito. Asimismo, por esos sonidos que incidieron en la escena roquera del país y que perviven como referencias o influencias de nuevos grupos y nuevos temas.

Discos de colección con hechura ecuatoriana

Las tendencias del consumo de música han hablado. Hoy en día, los consumidores a escala global se han trasladado a Internet y de esa migración, los números más importantes son de YouTube. Hay más de 1 000 millones de usuarios del sitio que, según Monetizing Digital, tiene más de 25 000 millones de visitas a videos con música.

Una charla para recordar a las glorias de la música nacional

Los homenajes a Olguita Gutiérrez se siguen dando en los escenarios ecuatorianos y, lamentablemente, esta semana la música ecuatoriana perdió a una de sus voces más preclaras, la de Fausto Gortaire.

Los filmes nacionales suenan a rock local

Se encienden las luces, suena la música y los artistas salen a escena. La energía que transmiten los conciertos y las emociones que nacen con la música son situaciones que varios directores de cine del país han querido retratar en sus películas. Con el detalle extra de que han utilizado bandas ecuatorianas para la composición de sus escenas musicales y por ende del ‘soundtrack’ de sus filmes. En la película ‘Sin otoño sin primavera’ la banda de punk-rock Vírgenes Violadoras toca su sencillo Ziego en una escena de fiesta cuando el personaje de Sofía descubre quién es en realidad su novio. El director de la cinta, Iván Mora, conocía a la banda mucho tiempo antes de rodar la película. Al momento de elegir a los músicos que tocarían en el set consideró que el sencillo Ziego, de Vírgenes Violadoras, tenía la energía necesaria para hacerlo. Para Mora, el tema tiene fuerza sin llegar a ser demasiado agresivo. Lo que dejaba la carga dramática en la narrativa, “me servía como contrapunto”, dice