Rodrigo Fierro

La medicina ecuatoriana en el s. XXI

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 10
Jueves 26 de julio 2018


Es el título de la obra que este jueves será presentada en la Universidad Andina Simón Bolívar (UASB). Implicaciones de todo orden en una obra que pretende situarnos en el siglo del conocimiento y de los extraordinarios adelantos tecnológicos. El cultivo de las ciencias médicas en todos sus extremos: desde los temas clínicos a la investigación científica con animales de experimentación, en un país que pretende salir del subdesarrollo.

Serán los historiadores de la Medicina los que sitúen el nivel al que hemos llegado.

Anticipándonos al veredicto: quien revise la bibliografía de sustentación de los textos se encontrará con que los estudios ecuatorianos en varios campos, especialmente en Medicina Social y en Biopatología, han superado las fronteras comarcanas y han llegado a la comunidad científica internacional tanto en comunicaciones presentadas en reuniones científicas, algunas de nivel mundial, como en artículos publicados en las más importantes revistas científicas de Estados Unidos y de Europa. Venciendo toda suerte de limitaciones, es verdad.

Obra voluminosa la que comentamos: 3 tomos, más de 1500 páginas, 170 autores y coautores. Un esfuerzo mayúsculo que se inició hace 3 años.

Especial mención la capacidad de convocatoria del Editor General, Dr. Jaime Breilh, en ese entonces Presidente de la Academia Ecuatoriana de Medicina, investigador científico de gran prestigio, catedrático de la UASB. Mención también especial a la personalidad del Dr. Enrique Ayala, rector que fue de la UASB, entusiasta, cálido, propositivo, historiador muy atento al desarrollo de las ciencias en nuestro país, capítulo importante de la historia nacional. Breilh y Ayala, los protagonistas de una suerte de movilización de voluntades. Trabajar en guango, la minga, nos encanta a los ecuatorianos. La Corporación Editora Nacional, prestigiosa, sería la encargada de la publicación de una obra pulcra, de buen nivel editorial, la creatura que hoy será presentada.

Digna de respeto la clase médica ecuatoriana, lo digo sin reparos. El historiador del mañana cuenta con tres grandes obras en las que hallará la información que requiera para situarle a la Medicina nacional dentro del contexto latinoamericano y en la modernidad que nos ha correspondido. “Biopatología Andina y Tropical Ecuatoriana” (R. Fierro, G. Ordoñez, eds.), Quito, 1995. “El Cóndor, la Serpiente y el Colibrí. La OPS/OMS y la Salud Pública en el Ecuador del Siglo XX” (R. Fierro, C. Hermida, H. Jarrín, eds.), Quito, 2002. “La Medicina Ecuatoriana en el Siglo XXI” (J. Breilh, ed.), Quito, 2018. El avisado lector de estas obras se encontrará que justamente desde mediados del siglo pasado y en el presente, el de las ciencias y el del conocimiento, es cuando los médicos ecuatorianos han sabido responder con más energía a los desafíos.