ECU 911 reporta caída de ceniza del volcán Cotopaxi …
Tres escenarios ante disputa en el Cpccs
301 de 5 380 negocios turísticos de Quito poseen el …
Resumen de la jornada noticiosa de este 25 de noviem…
Entre marchas y gritos se exige eliminar la violenci…
El pregón de las fiestas de Quito se vivió con pasil…
Paraguay enfrenta repunte de casos y fallecidos por covid-19
Organismos desclasifican documentos gubernamentales …

Innovación productiva

El Código de la Producción ha sido discutido en términos parciales y hasta banales. Sin embargo, su contenido es amplio y diverso en cuanto se refiere a los nuevos alcances del proceso productivo.

Nos hubiera gustado que dicho código sea analizado en aspectos tan importantes como la mejora de la calidad del desarrollo productivo, estableciendo nuevos incentivos no solo para actividades de baja complejidad tecnológica, es decir no solo para hacer más de lo mismo, sino para marcar un punto de inflexión que nos lleve hacia la innovación tecnológica en todos los ámbitos de la actividad económica.

Si bien en el Código enviado por el Poder Ejecutivo se mencionan estos objetivos, el país no se ha beneficiado de un debate elevado que coadyuve a dar un vuelco a nuestro sistema productivo. Solo se ha hablado de rebajas impositivas y de un salario digno, que no es digno, aunque con él se introduce una tendencia a beneficiar más al factor trabajo.

El Plan Nacional de Desarrollo para el Buen Vivir y la Agenda de Transformación Productiva deben pro-pugnar la moderni-zación a través de la creación de procesos propios que sean patentados para ser más competitivos en un futuro no muy lejano.

Al crear las Zonas Especiales de Desarrollo se privilegia una serie de actividades modernas y se confiere la debida importancia a los aspectos logísticos que son tan definitorios en la comercialización competitiva de hoy. Gran parte de estos postu-lados y medidas deben no solo aplicarse a estas Zonas Especia-les sino en todo el engranaje productivo, cuidando la evasión tributaria.

La innovación tecnológica aplicada a la producción no solo comprende la utilización del conocimiento importado sino también los desarrollos propios del saber hacer mejor las cosas.

Al respecto, he constatado interesantes creaciones de ‘software’, cuyos procesos incluso han sido vendidos al exterior, pero se trata de primeros pasos que merecen todo el apoyo del Estado por-que significan exportar talento ecuatoriano. El Ecuador tiene el deber de premiar este tipo de actividades nuevas con estímulos especiales, porque es algo muy trascendente para que la gente prospere.

Asimismo, debe impulsar y financiar la creación de parques tecnológicos para que los profesionales excelentes que se dediquen a la investigación cientí-fico-técnica tengan las facili-dades inherentes y la tranqui-lidad económica para crear, inventar y patentar sus resultados, con el concurso de la empresa privada que utilizaría esos inventos en actividades vinculadas al desarrollo productivo.

De estos aspectos nuevos no hay en el Código ninguna mención explícita, pero será imperioso que en las leyes derivadas se fomenten estas actividades que cambiarán la faz productiva del Ecuador.