Mauricio Pozo Crespo

Gasto en burocracia: inmanejable

valore
Descrición
Indignado 11
Triste 3
Indiferente 1
Sorprendido 4
Contento 114
Lunes 16 de julio 2018

La mayor preocupación de los ecuatorianos debe ser los 4.9 millones de personas que estando en capacidad de trabajar no encuentran empleo o están subempleados.

Estos compatriotas representan 6 de cada 10, es decir, solo 4 de cada 10 tienen un trabajo estable con todos los beneficios de la ley. Por lo tanto, no debería ser motivo de debate nacional la corrección de un serio problema de las finanzas públicas que es el excesivo número de servidores públicos y el también excesivo nivel de remuneraciones que perciben. No se trata de perjudicar a nadie, se trata de ordenar la casa para que ese gasto innecesario de las finanzas públicas pueda ser absorbido, aunque demore cierto tiempo, por el sector privado.

Hasta el año 2007, el gasto en sueldos y salarios del presupuesto del Estado representó el 4.5% del PIB mientras para el año 2017 es porcentaje fue del 9.5% del PIB. Eso significa que frente al tamaño de la economía de cada año el gasto se duplicó, lo que sin duda es un exceso desde cualquier ángulo que se lo analice. Los defensores de un Estado obeso sostienen siempre que esa reducción es mermar el número de médicos, maestros, policías o militares. Esta afirmación no solo que es errada sino alejada de la verdad.

Con información recabada de fuentes públicas por el Observatorio de Política Fiscal a la fecha se tienen 708.302 empleados públicos, cifra que contempla 541.000 que trabajan en los ministerios y entidades que forman parte del presupuesto del Estado, 37.302 empleados, en el IESS, 40.000 empleados en 22 empresas públicas y 90.000 empleados en 221 municipios, 24 gobiernos provinciales, 1.500 juntas parroquiales y 206 empresas vinculadas a los GAD’s (gobiernos autónomos descentralizados). ¿Cómo puede aceptarse que el IESS tenga más de 37 mil empleados?

Consejo de la Judicatura 11.205 empleados, ¿para tener la justicia que hemos tenido?, Defensoría Pública 1.127 personas, Secretaría Nacional del Agua 1.002 empleados, Ministerio del Interior 3.830 personas, Ministerio de Justicia 3.239 personas, Instituto Espacial Ecuatoriano 107 personas, ¿para qué?, Ministerio de Relaciones Exteriores 1.898 empleados cuando al 2006 no superaban las 600 personas, Ministerio de Educación 186.665 personas, ¿profesores y maestros?, obviamente que no, Secretaría de Educación Superior, Tecnología e Innovación, 3.400 personas, Ministerio de Inclusión Económica y Social 10.377 personas, ¿son necesarios tantos pensadores para buscar reducir la pobreza?, Ministerio de Salud Pública 81.900 empleados cuando el total de médicos y enfermeras en todo el país no supera los 50.000. Me falta espacio. Y, el promedio salarial duplica el promedio del sector privado.

Los excesos son evidentes. Si no corrigen esto va a llegar un momento en que no podrán pagar los sueldos de nadie.