26 de February de 2011 00:00

Emergentes en riesgo

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Según analistas, una nueva burbuja se estaría cocinando con riesgo de explotar en el 2015 con serias repercusiones mundiales.

El ferviente crecimiento de los países emergentes (como China, India, Brasil, Perú, Indonesia, entre otros subdesarrollados con altas tasas de crecimiento económico), las bajas tasas de interés en los países desarrollados, y el desenfrenado flujo de capitales que está llegando de estas economías, estarían provocando una burbuja de commodities (productos con gran escala y baja diferenciación, como cobre, acero, petróleo, soya, etc.) y activos (acciones, inmuebles) que explotaría cuando los bancos centrales de EE.UU. y Europa, presionados por una creciente inflación, suban sus tasas de interés. Hoy, la diferencia de tasas de interés entre EE.UU. y Brasil, es casi de 11 puntos, lo cual, con un real fuerte, genera un ingreso de divisas en Brasil sin precedentes, apreciendo su moneda aumentando el financiamiento de más capacidad productiva para commodities, fortaleciendo el consumo interno y empujando la inflación interna por sobre-calentamiento de la economía. Hoy, los valores inmobiliarios en San Pablo y Río están entre los más caros del mundo.

Una salida de capitales de estos mercados emergentes, dada la reducción de la atractiva diferencia de tasas de interés, haría reventar la burbuja con efectos financieros globales, sobre todo para los bancos privados, y esta vez, los gobiernos no tendrían la capacidad de rescatar bancos como en el 2009. Hay factores que alimentarían este proceso. Ni en EE.UU., ni en Europa, se llega a un acuerdo para regular las transacciones de instrumentos financieros o para que los bancos reduzcan el riesgo de sus balances.

Los países emergentes no están haciendo reformas estructurales serias para hacer sostenible sus niveles de crecimiento basado sobre todo en altos precios de productos comodities y mano de obra barata. Las iniciativas de desarrollo en base a productos de valor agregado y reformas políticas y sociales fuertes han quedado erróneamente guardadas.

Los países emergentes están tratando de frenar el sobrecalentamiento de sus economías con ajustes de gastos gubernamentales y subidas de tasas de interés.

Para neutralizar estos efectos, los bancos comerciales deberían tener prudencia en aumentar su exposición a riesgos poco conocidos y los gobiernos a reducir de manera consistente sus gastos. Los bancos centrales deberían ser proactivos en subir las tasas de interés de manera más oportuna. Igualmente, el grupo de países del G20, debería redoblar esfuerzos por lograr un nuevo acuerdo financiero global. De darse esto, el presagio fatal solo sería una alarma temprana bien atendida.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)