La provisión de medicamentos, tarea acuciante

El malestar ante la demora en la entrega oportuna de medicamentos en el sistema de salud crece y las protestas de quienes exigen este servicio del Estado se han intensificado en el país.

El reclamo más reciente se evidenció a inicios de mes. En los plantones efectuados en las principales ciudades se dieron cita pacientes con enfermedades raras, huérfanas, catastróficas, trasplantados, pediátricos y con cáncer, así como sus familias.

La espera en los exteriores de un hospital es larga y angustiante para las familias. A eso se suma que ahora reciben con más frecuencia pedidos de fármacos e insumos que han empezado a escasear en las salas de cuidados críticos y de hospitalización.

El drama humano de quienes luchan a diario para superar estas enfermedades conduele y es una muestra de la necesidad de poner en marcha una política de suministro de insumos y medicinas de largo plazo.

La sociedad reclama un diálogo efectivo entre el sector público, las farmacéuticas y asociaciones de pacientes, con el objeto de llegar a soluciones inmediatas que incluyan la adquisición urgente y transparente de medicamentos de calidad, y una mayor coordinación por parte del IESS y de la red pública de salud.

La Cartera de Salud ha emprendido acciones puntuales para satisfacer la demanda de medicamentos e insumos médicos, pero no es suficiente.

La falta de medicinas fue corroborada por el Vicepresidente de la República tras un recorrido efectuado en al menos 40 hospitales del país, en los primeros meses de su mandato.

Con base en ese diagnóstico ‘in situ’, el Ejecutivo anunció la puesta en marcha del plan Transformando la salud en el Ecuador. Y en esa agenda, una de las prioridades que se mencionó fue el abastecimiento oportuno de medicamentos. Incluso se anunció que en las farmacias privadas se despacharán las recetas de pacientes de hospitales públicos.

En el contexto de la pandemia, la atención en el sector de la salud se volvió una tarea prioritaria y urgente. El Ejecutivo tiene la palabra. No se pueden repetir más dramas humanos por la escasez de medicamentos.

Suplementos digitales