10 de agosto, por la patria y la democracia

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 7
Domingo 11 de agosto 2019

El 10 de agosto se cumplieron 210 años del primer grito de libertad y 40 años de gobiernos civiles consecutivos.

Los patriotas conspiraron contra la corona española y constituyeron una Junta de Gobierno. La libertad anhelada por el Quito de 1809 se expandió por el continente y fue ‘Luz de América’. La gesta libertaria fue ahogada por tropas realistas. El 2 de Agosto de 1810, el sacrificio de los patriotas dejó una huella desgarrada. La libertad tenía un alto precio.

En el Pichincha, un 24 de Mayo de 1822, las tropas libertarias escribirían las páginas finales del imperio español. En 1830 se alumbró la República.

Una historia jalonada por avatares de la gestación y procesos de consolidación de la vida republicana acompañó un turbulento siglo XIX y grandes figuras de la política fueron escribiendo el sendero de progreso y libertad con visiones encontradas. Gobiernos civiles, figuras ideológicas, revoluciones, tiranías y dictaduras fueron desgajando la historia.

Luego de las tres últimas dictaduras, en la mañana del 10 de agosto de 1979, las figuras de Jaime Roldós y de Osvaldo Hurtado, quien lo sucedería tras el trágico accidente de mayo de 1981, inauguraban el retorno.

40 años, 14 presidentes, crisis económicas, tragedias sísmicas e inundaciones, derrocamientos y expresidentes prófugos acompañan el duro aprendizaje de un país que aún cuaja con madurez su vida en democracia. Partidos y sociedad organizada no terminan de formalizar un pacto social de convivencia en la discrepancia civilizada.

Ha habido avances y retrocesos. El país no ha encontrado su modelo económico, ha navegado entre la priorización del Estado y la visión de la empresa privada. Los grandes conglomerados sociales no se ponen de acuerdo y se ha atravesado etapas de migración. Los partidos se han multiplicado de forma explosiva y son expresión de afanes personales.

La corrupción ha sumido al país en su más deplorable degradación sistémica en la década pasada.

No se pudo haber caído más bajo. En adelante todo debe ir en ascenso. Es el reto para los siguientes años.