Buen precio del petróleo, no así de la producción

La economía ecuatoriana todavía es dependiente del petróleo, lo cual la vuelve muy vulnerable a las fluctuaciones de los precios del crudo. Si bien no es recomendable esa dependencia, una transición a un modelo de desarrollo basado en otros sectores económicos tomará años; mientras tanto, hay que sacar el máximo provecho de la explotación petrolera, más cuando en mundo camina hacia un menor consumo de combustibles fósiles.

El año pasado, el precio del petróleo registró un gran repunte y se ubicó en USD 63, en promedio. Durante el año de la pandemia (2020) había caído a USD 35,6, es decir, el país se benefició de un incremento del 77% en el precio el año pasado.

El precio del barril en 2021 fue el mejor desde 2014, cuando terminó el segundo ‘boom’ petrolero en el país, el cual se caracterizó por superar incluso los USD 100. En el período 2015-2020, el precio de crudo nacional osciló entre USD 35 y 60.

El mayor precio del año pasado fue producto de una reactivación de las economías en los países desarrollados, que son grandes consumidores de hidrocarburos, así como de acuerdos entre los mayores productores de crudo del mundo y sus aliados, conocidos como OPEP+.

En este escenario de altos precios del petróleo, Ecuador obtuvo mayores ingresos fiscales, que sirvieron para pagar deudas atrasadas del Gobierno, mejorar la balanza comercial del país, incrementar las reservas en el Banco Central, mejorar la liquidez en el mercado interno y también para bajar el déficit fiscal.

Los beneficios de los altos precios, sin embargo, pudieron ser mayores si se hubiese cumplido la meta de producción de crudo. El Presidente de la República le encomendó al Ministro de Energía incrementar la producción petrolera 8% hasta finalizar 2021, pero el resultado fue al revés. La producción cayó a un promedio de 477 000 barriles, según Energía. Ese es el mismo nivel de 2020, cuando la producción nacional había caído 10% frente a 2019. Es decir, Ecuador aún no recupera la producción que tenía antes de la pandemia; y ese será el objetivo de este año.