Compás de espera para una salida al atolladero

valore
Descrición
Indignado 15
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Miércoles 16 de octubre 2019

Luego de las violentas manifestaciones que llevaron al país a una grave crisis, se avanza en la redacción de un decreto alternativo al derogado para focalizar el subsidio a los combustibles.

El Gobierno señala que en breve se completará esa redacción, con base en el acuerdo alcanzado el domingo.

El alza experimentada en los precios del diésel y las gasolinas extra y ecopaís fue detonante de las protestas en cadena: choferes y dueños de transportes, indígenas de la Sierra y Oriente y sindicalistas . Luego de esa seguidilla, la escalada violenta.

El Gobierno señala como autores de una conspiración a los partidarios del expresidente Rafael Correa. Él y varios de sus ex colaboradores eluden comparecer a la justicia, donde se sustancian varios juicios y se podrían instalar otros si los subterfugios jurídicos dejaran de operar.

Desde el Gobierno y desde la dirigencia indígena se advirtió sobre una infiltración violenta y orquestada con otros objetivos distintos a los de las protestas. Los actos violentos dejaron más de 1 000 heridos, otros tantos detenidos y al menos seis muertos por diversas causas.

El Presidente invitó a un diálogo directo, con televisión de por medio. Los dirigentes indígenas fueron claros en desmarcarse del correísmo, presionaron y lograron que se derogara la medida. Las conversaciones del nuevo decreto sustitutivo de momento marchan lentas.

La sociedad ecuatoriana vio las carreteras de la Sierra bloqueadas, la producción destruida y la capital sitiada y atacada sin piedad.

En esta hora, luego de que la paz fue amenazada severamente, es hora de aquietar los espíritus para que las partes que deben seguir en el proceso de diálogo lo hagan con buena fe.

Se trata de buscar la focalización del subsidio para lograr compensaciones sociales necesarias.

Pero el país de trabajo y producción sabe que el odio sembrado divide y es tiempo de caminar unidos para salir adelante de la actual crisis.

Eso sí, el déficit fiscal que se quería cubrir a través de la eliminación de subsidios a los combustibles, quedó intacto, a la espera del nuevo decreto.