Jorge G. León Trujillo

Ecuador de clase media

valore
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 4
Contento 4
Sábado 07 de enero 2012
7 de January de 2012 00:02

La noticia sorprende, la mayoría de ecuatorianos/as sería de clase media (83%), según el INEC. ¿Cambió tanto el Ecuador sin que lo captemos? Existen fenómenos que seguimos viendo con los ojos de antaño, o los ignoramos al tener conceptos inapropiados, no logramos captarlos. Sin embargo, hay más de una razón para interrogarse sobre por qué se ha determinado que el Ecuador es mayoritariamente de clase media.

La idea de clase media es, en sí, complicada de definir. Es siempre un sector intermedio entre los que tienen y los que no tienen. No es una clase social desde luego, sino un sector intermedio en las escalas de niveles socioeconómicos. Pero es un estatus de vida, ligado a ventajas sociales de prestigio (educación, tipo de trabajo, roles y funciones en la sociedad..) y a cierto consumo que le define mejor. Por eso no calza sino en parte que la clase media tiene gustos de rico y bolsillo de pobre. Los criterios para definirla varían con el contexto y el tiempo, pues van cambiando las condiciones de todos. De un modo o de otro los beneficios y ventajas que la sociedad engendra también se reparten en todos los sectores sociales, o casi en todos, por algo hay pobres. El ingreso no es sino uno de los criterios, las ventajas sociales no se reducen al dinero. Europa mejoró las condiciones de vida en varias generaciones y pasó a ser mayoritariamente de clase media gracias a los servicios públicos que llevaron esas ventajas a mayor número. Los servicios de salud dejaron de ser exclusivos y garantizaron el acceso y mejoras de vida para la mayoría. Con el tiempo, incluso los privilegios de pudientes se volvieron parte de la vida de un buen número cuando el Municipio con sus actividades comunitarias hizo que el tenis o la equitación sean accesibles a casi todos. Se atribuye a este sector social garantizar estabilidad a las instituciones, en particular a la política o favorecer la difusión del arte, el conocimiento y la democracia misma. La dinámica positiva fue estabilidad institucional y crecimiento económico con clase media.

Es positivo así que el INEC haya dado un salto notable para ofrecer estudios con variables más elaboradas no solo a base de ingresos. Sin embargo, todo depende de cómo se las interrelaciona o el peso que se las acuerda para definir el sentido de concebir el fenómeno llamado clase media. Suena simpático Ecuador país de clase media. Si comparamos los datos de pobreza e indigentes solamente, el dato sobre clase media calza mal. Acaso la definición fue más empírica que conceptual, o se les fue la mano a los amigos del INEC proyectando un Ecuador más “lindo” de lo que es. Los países desarrollados lo fueron por el peso de la clase media, entre 65 y 85%. En Los Andes hasta recientemente el sector oscilaba entre 35 y 50%.