El tigre, libro de Valdano

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 11
Lunes 06 de agosto 2018

Francisco Proaño
Columnista invitado

“El tigre y otros relatos” es el nuevo libro de Juan Valdano que editorial Verbum acaba de publicar en Madrid. El autor, vía la ficción poética, ha construido un metarrelato de la evolución de la cultura, desde los orígenes mágicos del arte en el neolítico hasta la posibilidad de un futuro sombrío, evocado en clave distópica, que, por desgracia, se encuentra demasiado cercano.

La libertad de la ficción le permite recrear episodios de la historia y la literatura, sobre los que especula en procura de saber el porqué de su huella en el imaginario colectivo. Desfilan así personajes, inventados o históricos, recreados en lo que pudo ser su destino, el real, o el hipotético si hubiesen mediado circunstancias distintas a las sucedidas. El resultado es una galería representativa de la condición humana: canallas, mártires, aventureros, místicos, creadores, megalómanos, héroes. Allí, por ejemplo, Judas, el más grande traidor de la historia, o Flavio Josefo, el historiador hebreo latino, o Miguel Ángel, el enorme artista del Renacimiento, retratado en los oscuros días de su senectud.

Instancias cruciales de la evolución del arte, ya pictórico, ya literario, son objeto de reflexión o de reinterpretación. Un personaje penetrará, viajero en el tiempo, en el mundo del gran pintor español del siglo XVII, Velázquez, al momento mismo en que nace, entre la visión de la realidad del artista y su íntima interpretación de lo que ve y siente, uno de los cuadros más significativos de la historia del arte: “Las meninas”. Entra en juego el problema de la representación de la realidad en el arte y el modo como se resuelve este cometido y, a la par, el de las relaciones entre lenguaje literario y pintura, una interrelación infinita.

Otro relato constituye una especie de palimpsesto sobre el canto decimonoveno de “La Odisea”, allí donde el héroe, Ulises, llega a su natal Itaca sin darse, en principio, a reconocer, disfrazado de mendigo. Al retomar este episodio, Valdano juega magistralmente sobre las características estilísticas de la epopeya homérica: la disposición ordenada y morosa de las incidencias, los indicios llenos de sentido, la contraposición aparentemente armoniosa de los protagonistas, el tono o ritmo escritural claro y límpido.

Eric Auerbach, en su conocido ensayo “Mimesis”, abordó ese mismo episodio y evaluó su técnica como uno de los elementos constitutivos de la concepción artística que adoptaría más tarde gran parte del arte occidental.

Profunda meditación sobre hechos y peculiaridades de la cultura, estos relatos de Juan Valdano iluminan la historia, con una escritura que deleita y atrapa y que, al mismo tiempo, nos adentra en laberintos insospechados, a momentos monstruosos, pero siempre pletóricos de sentido sobre lo que somos como género humano. Un hermoso libro de viajes a través del tiempo y las edades.