Imagen del viernes 22 de abril del 2016 en la parroquía Eloy Alfaro, en la provincia de Manabí. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Imagen del viernes 22 de abril del 2016 en la parroquía Eloy Alfaro, en la provincia de Manabí. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Mache, una zona rural de Pedernales, quedó devastada luego del terremoto de 7.8 grados en la escala de Richter. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Mache, una zona rural de Pedernales, quedó devastada luego del terremoto de 7.8 grados en la escala de Richter. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Dayana Olivo observa la destrucción que dejó el terremoto del pasado sábado 16 de abril del 2016. Ella vive en Río Cheve, zona rural de Manabí. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Dayana Olivo observa la destrucción que dejó el terremoto del pasado sábado 16 de abril del 2016. Ella vive en Río Cheve, zona rural de Manabí. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

En la imagen se observa la entrega de agua en la parroquia de Marco, zona rural de la provincia de Manabí. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

En la imagen se observa la entrega de agua en la parroquia de Marco, zona rural de la provincia de Manabí. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

En el recorrido por las zonas rurales de Manabí apareció la señora Gloría García junto a algunos de sus 16 hijos. Los habitantes de los sectores dependientes de pedernales piden ayuda. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

En el recorrido por las zonas rurales de Manabí apareció la señora Gloría García junto a algunos de sus 16 hijos. Los habitantes de los sectores dependientes de pedernales piden ayuda. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

En la imagen se observa la entrega de agua en la parroquia de Marco, zona rural de la provincia de Manabí. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

En la imagen se observa la entrega de agua en la parroquia de Marco, zona rural de la provincia de Manabí. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Mache, una zona rural de Pedernales, quedó devastada luego del terremoto de 7.8 grados en la escala de Richter. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Mache, una zona rural de Pedernales, quedó devastada luego del terremoto de 7.8 grados en la escala de Richter. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Las zonas rurales de Manabí piden ayuda tras terremoto

Adultos, adultos mayores y niños, esperan recibir ayuda a pesar de encontrarse alejadas de las ciudades principales. Solicitan víveres, medicina y agua.