Las mujeres patrullan una reserva que, además de los rinocerontes, es hogar de leones, elefantes y jirafas, entre otros animales. Foto: AFP.

Las mujeres patrullan una reserva que, además de los rinocerontes, es hogar de leones, elefantes y jirafas, entre otros animales. Foto: AFP.

Las mujeres toman turnos de hasta 21 días seguidos para patrullar. Foto: AFP.

Las mujeres toman turnos de hasta 21 días seguidos para patrullar. Foto: AFP.

Las mujeres llevan uniforme para realizar su trabajo, pero no portan armas. Foto: AFP.

Las mujeres llevan uniforme para realizar su trabajo, pero no portan armas. Foto: AFP.

La unidad está integrada por 26 mujeres que se hacen llamar Black Mambas. Foto: AFP.

La unidad está integrada por 26 mujeres que se hacen llamar Black Mambas. Foto: AFP.

El equipo inició sus tareas de vigilancia y protección en 2013. Foto: AFP.

El equipo inició sus tareas de vigilancia y protección en 2013. Foto: AFP.

Mientras trabajan en la reserva, las Black Mambas viven en chozas que comparten entre tres o cuatro personas. Foto: AFP.

Mientras trabajan en la reserva, las Black Mambas viven en chozas que comparten entre tres o cuatro personas. Foto: AFP.

Ellas son las guardianas de los rinocerontes de Sudáfrica

En la reserva natural de Balule, un grupo de 26 mujeres, con uniforme pero sin armas, defiende a los animales contra la caza furtiva. La unidad conoció su primer revés este año, desde que se conformó en 2013: dos de sus protegidos fueron abatidos y sus cuernos, arrancados.