Guayaquil soportó un torrencial aguacero en la noche del viernes 3 de febrero de 2017. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO

Guayaquil soportó un torrencial aguacero en la noche del viernes 3 de febrero de 2017. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO

Un torrencial aguacero de tres horas en Guayaquil, produjo inundaciones en ciudadelas de la urbe. Foto: Mónica Mendoza/ EL COMERCIO

Un torrencial aguacero de tres horas en Guayaquil, produjo inundaciones en ciudadelas de la urbe. Foto: Mónica Mendoza/ EL COMERCIO

Un torrencial aguacero de tres horas en Guayaquil, produjo inundaciones en ciudadelas de la urbe. Foto: Mónica Mendoza/ EL COMERCIO

Un torrencial aguacero de tres horas en Guayaquil, produjo inundaciones en ciudadelas de la urbe. Foto: Mónica Mendoza/ EL COMERCIO

Un fuerte aguacero se produjo en Guayaquil el viernes 3 de febrero y provocó inundaciones en algunas cuidadelas. Foto: Alexander García/ EL COMERCIO

Un fuerte aguacero se produjo en Guayaquil el viernes 3 de febrero y provocó inundaciones en algunas cuidadelas. Foto: Alexander García/ EL COMERCIO

Guayaquil soportó un torrencial aguacero en la noche del viernes 3 de febrero de 2017. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO

Guayaquil soportó un torrencial aguacero en la noche del viernes 3 de febrero de 2017. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO

Un torrencial aguacero de tres horas en Guayaquil, produjo inundaciones en ciudadelas de la urbe. Foto: Mónica Mendoza/ EL COMERCIO

Un torrencial aguacero de tres horas en Guayaquil, produjo inundaciones en ciudadelas de la urbe. Foto: Mónica Mendoza/ EL COMERCIO

Un torrencial aguacero de tres horas en Guayaquil, produjo inundaciones en ciudadelas de la urbe. Foto: Mónica Mendoza/ EL COMERCIO

Un torrencial aguacero de tres horas en Guayaquil, produjo inundaciones en ciudadelas de la urbe. Foto: Mónica Mendoza/ EL COMERCIO

Guayaquil soportó un torrencial aguacero en la noche del viernes 3 de febrero de 2017. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO

Guayaquil soportó un torrencial aguacero en la noche del viernes 3 de febrero de 2017. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO

Un torrencial aguacero de tres horas en Guayaquil, produjo inundaciones en ciudadelas de la urbe. Foto: Mónica Mendoza/ EL COMERCIO

Un torrencial aguacero de tres horas en Guayaquil, produjo inundaciones en ciudadelas de la urbe. Foto: Mónica Mendoza/ EL COMERCIO

Un torrencial aguacero de tres horas en Guayaquil, produjo inundaciones en ciudadelas de la urbe. Foto: Mónica Mendoza/ EL COMERCIO

Un torrencial aguacero de tres horas en Guayaquil, produjo inundaciones en ciudadelas de la urbe. Foto: Mónica Mendoza/ EL COMERCIO

Guayaquil soportó un torrencial aguacero en la noche del viernes 3 de febrero de 2017. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO

Guayaquil soportó un torrencial aguacero en la noche del viernes 3 de febrero de 2017. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO

Un fuerte aguacero se produjo en Guayaquil el viernes 3 de febrero y provocó inundaciones en algunas cuidadelas. Foto: Alexander García/ EL COMERCIO

Un fuerte aguacero se produjo en Guayaquil el viernes 3 de febrero y provocó inundaciones en algunas cuidadelas. Foto: Alexander García/ EL COMERCIO

Guayaquil soportó un torrencial aguacero en la noche del viernes 3 de febrero de 2017. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO

Guayaquil soportó un torrencial aguacero en la noche del viernes 3 de febrero de 2017. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO

Un torrencial aguacero de tres horas en Guayaquil, produjo inundaciones en ciudadelas de la urbe. Foto: Mónica Mendoza/ EL COMERCIO

Un torrencial aguacero de tres horas en Guayaquil, produjo inundaciones en ciudadelas de la urbe. Foto: Mónica Mendoza/ EL COMERCIO

Debido a la fuerte lluvia registrada en Guayaquil en la noche del 3 de febrero, se vieron anegadas varias calles: av. Juan Tanca Marengo, av. Isidro Ayora, av. Víctor Emilio Estrada, av. Modesto Luque, Vía a Daule, av. Fancisco Rizzo, av. Gómez Rendón y a

Debido a la fuerte lluvia registrada en Guayaquil en la noche del 3 de febrero, se vieron anegadas varias calles: av. Juan Tanca Marengo, av. Isidro Ayora, av. Víctor Emilio Estrada, av. Modesto Luque, Vía a Daule, av. Fancisco Rizzo, av. Gómez Rendón y a

Debido a la fuerte lluvia registrada en Guayaquil en la noche del 3 de febrero, se vieron anegadas varias calles: av. Juan Tanca Marengo, av. Isidro Ayora, av. Víctor Emilio Estrada, av. Modesto Luque, Vía a Daule, av. Fancisco Rizzo, av. Gómez Rendón y a

Debido a la fuerte lluvia registrada en Guayaquil en la noche del 3 de febrero, se vieron anegadas varias calles: av. Juan Tanca Marengo, av. Isidro Ayora, av. Víctor Emilio Estrada, av. Modesto Luque, Vía a Daule, av. Fancisco Rizzo, av. Gómez Rendón y a

Debido a la fuerte lluvia registrada en Guayaquil en la noche del 3 de febrero, se vieron anegadas varias calles: av. Juan Tanca Marengo, av. Isidro Ayora, av. Víctor Emilio Estrada, av. Modesto Luque, Vía a Daule, av. Fancisco Rizzo, av. Gómez Rendón y a

Debido a la fuerte lluvia registrada en Guayaquil en la noche del 3 de febrero, se vieron anegadas varias calles: av. Juan Tanca Marengo, av. Isidro Ayora, av. Víctor Emilio Estrada, av. Modesto Luque, Vía a Daule, av. Fancisco Rizzo, av. Gómez Rendón y a

Debido a la fuerte lluvia registrada en Guayaquil en la noche del 3 de febrero, se vieron anegadas varias calles: av. Juan Tanca Marengo, av. Isidro Ayora, av. Víctor Emilio Estrada, av. Modesto Luque, Vía a Daule, av. Fancisco Rizzo, av. Gómez Rendón y a

Debido a la fuerte lluvia registrada en Guayaquil en la noche del 3 de febrero, se vieron anegadas varias calles: av. Juan Tanca Marengo, av. Isidro Ayora, av. Víctor Emilio Estrada, av. Modesto Luque, Vía a Daule, av. Fancisco Rizzo, av. Gómez Rendón y a

Debido a la fuerte lluvia registrada en Guayaquil en la noche del 3 de febrero, se vieron anegadas varias calles: av. Juan Tanca Marengo, av. Isidro Ayora, av. Víctor Emilio Estrada, av. Modesto Luque, Vía a Daule, av. Fancisco Rizzo, av. Gómez Rendón y a

Debido a la fuerte lluvia registrada en Guayaquil en la noche del 3 de febrero, se vieron anegadas varias calles: av. Juan Tanca Marengo, av. Isidro Ayora, av. Víctor Emilio Estrada, av. Modesto Luque, Vía a Daule, av. Fancisco Rizzo, av. Gómez Rendón y a

Debido a la fuerte lluvia registrada en Guayaquil en la noche del 3 de febrero, se vieron anegadas varias calles: av. Juan Tanca Marengo, av. Isidro Ayora, av. Víctor Emilio Estrada, av. Modesto Luque, Vía a Daule, av. Fancisco Rizzo, av. Gómez Rendón y a

Debido a la fuerte lluvia registrada en Guayaquil en la noche del 3 de febrero, se vieron anegadas varias calles: av. Juan Tanca Marengo, av. Isidro Ayora, av. Víctor Emilio Estrada, av. Modesto Luque, Vía a Daule, av. Fancisco Rizzo, av. Gómez Rendón y a

Debido a la fuerte lluvia registrada en Guayaquil en la noche del 3 de febrero, se vieron anegadas varias calles: av. Juan Tanca Marengo, av. Isidro Ayora, av. Víctor Emilio Estrada, av. Modesto Luque, Vía a Daule, av. Fancisco Rizzo, av. Gómez Rendón y a

Debido a la fuerte lluvia registrada en Guayaquil en la noche del 3 de febrero, se vieron anegadas varias calles: av. Juan Tanca Marengo, av. Isidro Ayora, av. Víctor Emilio Estrada, av. Modesto Luque, Vía a Daule, av. Fancisco Rizzo, av. Gómez Rendón y a

Debido a la fuerte lluvia registrada en Guayaquil en la noche del 3 de febrero, se vieron anegadas varias calles: av. Juan Tanca Marengo, av. Isidro Ayora, av. Víctor Emilio Estrada, av. Modesto Luque, Vía a Daule, av. Fancisco Rizzo, av. Gómez Rendón y a

Debido a la fuerte lluvia registrada en Guayaquil en la noche del 3 de febrero, se vieron anegadas varias calles: av. Juan Tanca Marengo, av. Isidro Ayora, av. Víctor Emilio Estrada, av. Modesto Luque, Vía a Daule, av. Fancisco Rizzo, av. Gómez Rendón y a

Un torrencial aguacero en Guayaquil produjo inundaciones

La intensidad de la lluvia en menos de una hora ya había causado acumulación de agua en la avenida Simón Bolívar, frente al Malecón 2000. Alrededor de las 20:45 del viernes 3 de febrero de 2017, el caudal del agua rebosó la capacidad del muro de contención del canal de aguas lluvias que rodea a Las Orquídeas, provocando que las calles se convirtieran en arroyos de agua turbia, con palizada y basura.