29 de mayo de 2019 00:05

Richard Carapaz se distanció de Roglic y comenzó el duelo con Vincenzo Nibali

Richard Carapaz llegó sexto en la 16 etapa, de 194 kilómetros. ‘La locomotora’ continúa de líder. Foto: AFP

Richard Carapaz llegó sexto en la 16 etapa, de 194 kilómetros. ‘La locomotora’ continúa de líder. Foto: AFP

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 23
Martha Córdova. Redactora (D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

‘Richard es un ganador, ha demostrado que es el ciclista más fuerte del Giro y el único que ha ganado dos etapas en la carretera. Ayer sacó una considerable ventaja sobre Primoz Roglic; ahora deberá cuidarse de Vincenzo Nibali”. El entrenador colombiano Luis Cely evaluó así el desempeño del ecuatoriano Richard Carapaz, quien mantuvo por segunda etapa consecutiva la ‘maglia rosa’ de líder del Giro de Italia.

Cely dirigió al ecuatoriano en el 2015, cuando con el equipo Bicicletas Strongman ganó la Vuelta a la Juventud de Colombia, un hecho inédito, pues hasta entonces ningún ciclista extranjero lo había logrado.

Ayer (28 de mayo del 2019), en la etapa 16 del Giro, Richard Carapaz defendió con mucha solidez su primer lugar. “Logró una ventaja muy cómoda respecto de Roglic, que le da cierta tranquilidad si llega con esta diferencia de dos minutos hasta el domingo”, pues el esloveno es favorito a ganar la última etapa, una contrarreloj de 15,5 km, su especialidad.

Dijo que de quien sí debe estar atento es de Nibali. “Tiene mucha experiencia, está en su país y en vías que conoce bien. En las etapas del domingo anterior y de hoy (ayer) atacó en los descensos. Carapaz se ha mostrado fuerte para no dejarlo ir. Es un ciclista que asusta”.

Y evocó el desenlace del Giro del 2016, cuando el colombiano Esteban Chaves alcanzó la ‘maglia rosa’ en la etapa 19. “Le faltó experiencia y equipo para defender el primer lugar en las dos etapas finales. Nibali ganó el título”.

Antonio Carapaz, padre de Richard, observa a su hijo durante la etapa 16 del Giro de Italia en la parroquia de Carmelo, en Tulcán. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO


Por ello, cree importante que, además de todas las condiciones que exhibe el ecuatoriano, “cuenta con el mejor equipo de la carrera, que le da un segundo aire porque le ayuda a controlar los ataques de los rivales, que sería difícil poder controlar si estuviera solo”.

El empujón que dio el entrenador Luis Alfonso Cely a Richard Carapaz en el 2015 para incorporarlo al equipo Strongman fue decisivo, pues los cazatalentos de los equipos World Tour se dan cita allí para captar a las nuevas figuras. El equipo Lizarte (filial del Movistar) lo llevó a España y un año después pasó al equipo telefónico.


“A Richard lo conocí en la Vuelta al Porvenir en Colombia y en la Vuelta a Guatemala del 2013. Era el ciclista que siempre nos dio problema en las etapas de montaña. Él es un escalador nato”. Y añadió: “Llegó a nuestro equipo bien formado, con un trabajo de base. Nosotros le ayudamos en el cuidado de la alimentación, porque vino pesando 66 kilos cuando debía estar en 61 kg”.

Le entregaron mejor indumentaria y la bicicleta que le ayudó a ganar. “Cuando me dijo que se sentía en condiciones para ganar la Vuelta todo el equipo trabajó para él”. Por eso verlo competir en Italia, con solvencia y resistencia, le llena de alegría. “Sentimos felicidad y desde acá lo estamos respaldando, como equipo y como nación”, dijo Cely.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (0)