29 de mayo de 2019 00:00

Richard Carapaz inspira a su padre y a su profesora de la escuela

Antonio Carapaz, padre de Richard, observa a su hijo durante la etapa 16 del Giro de Italia en la parroquia de Carmelo, en Tulcán. . Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Antonio Carapaz, padre de Richard, observa a su hijo durante la premiación de la etapa 16 del Giro de Italia en la parroquia de Carmelo, en Tulcán. . Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 52
Álex Puruncajas
Desde Tulcán. (D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Un cartel con la leyenda: “El Playón de San Francisco. Tierra de campeones” está ubicado en la vía de Playa Alta, parroquia Carmelo, del cantón Tulcán. Lo acompaña una fotografía de cuatro ciclistas.

La imagen, en plena carretera, es una evidencia de la pasión de los moradores por el ciclismo y su ahora principal representante: Richard Carapaz, el ecuatoriano que sorprende a la Élite ciclística con su liderato en el Giro de Italia.

En el caserío todos saben algo de Carapaz. Lo han visto entrenarse por la carretera, visitar a sus amigos y familiares. O simplemente lo han observado por televisión en su recorridos por las rutas italianas, donde compite ante los élite.

En la comunidad hay una loma, donde está la casa de quienes más lo consienten, sus padres: Antonio Carapaz y Ana Montenegro.

Su progenitor ayer estaba solo en casa, pendiente de la transmisión de la carrera en la cadena de televisión ESPN. El hombre, de 58 años, madrugó a las 05:00 para ordeñar vacas, alimentar a sus pollos y chanchos y quedar listo para ver la competencia.

Antonio Carapaz, padre de Richard, observa a su hijo durante la etapa 16 del Giro de Italia en la parroquia de Carmelo, en Tulcán. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO


El padre del deportista estuvo solo porque su esposa, Ana, fue invitada por una estación televisiva para viajar a Italia y ver de cerca a su heredero.
En cambio Cristina, hermana de Richard, salió a trabajar en el Consejo Provincial de Carchi.

Al lugar llegaron personeros del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social. Juan Quenán, Evelyn Martínez y Andrea Castro acompañaron al progenitor del ciclista tricolor. Durante la transmisión hacían cálculos de los tiempos y analizaron a los rivales.

Tras la finalización de la etapa de ayer, donde Carapaz fue sexto, su padre fue categórico con su evaluación. “Va a ganar (el Giro)”, dijo el carchense. Contó que siempre que el deportista se ha puesto de líder no ha aflojado su posición y al final ha terminado ganando cada competición.

En Julio Andrade, parroquia donde Carapaz vive con su esposa y sus hijos, también hubo expectativa. Ahí, en el centro de la localidad, estuvo María Yar, quien fue su profesora en Playa Alta.

El ciclista ecuatoriano Richard Carapaz, del equipo Movistar viste la camiseta rosada del líder del equipo en el podio después de ganar la etapa 14 de Giro de Italia a lo largo de 131 km desde Saint-Vincent hasta Courmayeur. Italia, 25 de mayo de 2019. (C

El ciclista ecuatoriano Richard Carapaz, del equipo Movistar, viste la camiseta rosada del líder en el podio, el 25 de mayo de 2019.  Foto: EFE

La carchense, ya jubilada de la docencia, se mostró orgullosa del compatriota. Recordó que en su época de estudiante era un muchacho muy activo en las prácticas. “Siempre estaba preguntando”, detalló y soltó un dato: “a Richard no le gustaban las matemáticas”, indicó y se echó a reír.

Entre ellos hay expectativa por la etapa de hoy. Consideran que el domingo podrían verlo por primera vez como campeón del Giro de Italia. “Hay material y talento para ser campeones”, añadió Santiago Montenegro, quien es entrenador de la escuela que lleva el nombre del deportista en Tulcán.

Durante las tardes, él entrena a 10 talentos nacidos en Playa Alta. Los jóvenes, de entre 13 y 18 años, practican desde las 15:00, pues en las mañanas asisten a clases.

Con todo están pendientes del desempeño del ciclista tricolor. Cuando llegan a sus hogares intentan ver los resúmenes de la carrera en los noticieros. En sus casas no cuentan con antenas de cable para observar la transmisión internacional. Por ello, los sábados suelen acudir a la casa de los padres de Carapaz para ver la competencia.


Los muchachos se entrenan en la escuela que tiene el financiamiento de la Federación Deportiva de Carchi. La mayoría proviene de hogares de escasos recursos. “Me gustaría ser campeón internacional y por qué no superar a Richard”, dijo Johnny Carapaz, primo del ciclista de élite. Él y otros corredores fueron ayer al velódromo de Tulcán a practicar para una competencia de la próxima semana en Guayaquil.

El joven es uno de los talentos de proyección de la escuela, pues ya ha sido campeón nacional. Así lo corrobora Jorge Montenegro, quien se encarga de la parte logística de la escuela y fue campeón panamericano de ciclismo. Él pertenece al equipo Shimano y ensaya con Carapaz cuando el ciclista regresa a Ecuador desde Europa.

Conoce sus motivaciones y su ímpetu por triunfar. “Richard se encuentra en un gran momento. Está muy fuerte. En la etapa de hoy (ayer) se defendió muy bien en todo el trayecto. Creo que puede ganar”.

Jorge Montenegro es hermano de Santiago y reside en Tulcán. Las tardes acude a la escuela para impartir sus conocimientos. Espera que Richard vuelva para darle un abrazo e, incluso, felicitarlo por el título del Giro.
Por lo pronto Richard sí tendrá el abrazo de su madre y el de esposa, Tania Rosero, quien también tenía previsto desplazarse al país europeo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (1)