Denuncias de amenazas para votar a favor de destituc…
Cuatro familias dejarán atrás sus casas cuarteadas d…
Cuatro escenarios tras la derogatoria del estado de …
Un domingo distendido se vivió en Quito, tras 13 día…
Los mayores de 30 años se prefieren el libro religio…
Locales reabrieron en sector de av. Patria, en segun…
Unión de Taxis de Pichincha desmiente una posible pa…
99 militares resultaron heridos durante 14 días de protestas

Real Madrid pierde con Ajax en el Bernabéu y se despide de la Champions

Jugadores del Real Madrid durante el cotejo ante Ajax en el Santiago Bernabeu. Foto: Javier Soriano / AFP

Jugadores del Real Madrid durante el cotejo ante Ajax en el Santiago Bernabeu. Foto: Javier Soriano / AFP

Jugadores del Real Madrid durante el cotejo ante Ajax en el Santiago Bernabeu. Foto: Javier Soriano / AFP

El Ajax de Holanda dio la vuelta a la serie y eliminó al Real Madrid de la Champions League. Este 5 de marzo del 2019, los holandeses derrotaron 4-1 a los merengues en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid. 

Los goles de la visita los realizaron Hakim Ziyech (7′), David Neres (18′) Dusan Tadic (62′) y Lasse Schöne (72′). Por el poderoso elenco blanco anotó Marco Asensio (70′). 

Con este resultado, la serie global de estos octavos de final quedó en 5-3 a favor del Ajax. Fue la decimonovena derrota de local del Madrid en la historia de la competición. 

De esa manera, el poderoso Real Madrid fue eliminado nueve años después en octavos de final de la Liga de Campeones, en la noche más triste del dominador del torneo, remontado por un Ajax exultante que sacó a relucir todos los defectos de un equipo a la deriva, descompuesto, que en seis días se despidió de todo.

Fin a la temporada. A inicios de marzo. La caída sin red de un Real Madrid sin referentes, se recrudeció en su competición fetiche. Se jugó todo a una carta y esta vez perdió. El campeón se descompone. Cayó con estrépito, dilapidó su ventaja de Amsterdam por una profunda depresión que arrasa con todo, incluido con un DT Santiago Solari sentenciado que acelera la construcción de un nuevo proyecto. Nuevo entrenador y reestructuración profunda de la plantilla.

El campeón en la lona, eliminado con la peor imagen posible, acabando con Gareth Bale, el que debía ser el nuevo líder esta temporada, otra vez cojo y Nacho mostrando la frustración expulsado. Fin del ciclo más glorioso.