3 de agosto de 2018 16:31

La participación de Neymar, la gran incógnita de la Supercopa francesa

El jugador del París Saint Germain Neymar durante un entrenamiento con su equipo

El jugador del París Saint Germain Neymar durante un entrenamiento con su equipo. Foto: AFP

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Casi seis meses después de lesionarse en el pie y cuatro semanas más tarde de su amarga experiencia en el mundial de Rusia, los focos están de nuevo puestos en la estrella del París Saint-Germain (PSG), Neymar, cuya participación mañana, sábado, en la Supercopa francesa ante el Mónaco está aún en el aire.

El futbolista más caro del mundo se sumó a los entrenamientos del PSG este jueves en Shenzhen, China, escogido por la Liga francesa para jugar la final de la Supercopa, la décima que se disputa fuera de Francia y la segunda en el gigante asiático, debido al potencial de un país donde ese deporte tiene millones de hinchas.

A pesar de estar convaleciente del golpe psicológico que le produjo la eliminación de Brasil en los cuartos del mundial ante Bélgica (2-1) y de acumular 30 horas de viaje hasta llegar a Shenzhen, Neymar se incorporó a la concentración entre abrazos y sonrisas, sobre todo a compatriotas como Thiago Silva o Marquinhos.

Su nuevo entrenador, el alemán Thomas Tuchel, le saludó efusivamente, sabedor que del talento del brasileño dependerá en gran parte el éxito del PSG.

"Voy a hablar con ellos (los brasileños recién incorporados Thiago Silva, Marquinhos y Neymar). Debo de tener en cuenta el entrenamiento que hagan esta tarde (viernes), pero también el desfase horario y la calidad de su descanso. Los tres son capaces de jugar, pero no sé cuánto tiempo", dijo el alemán en rueda de prensa.

El "10" del PSG lleva casi seis meses sin disputar un minuto oficial con la entidad parisina, desde que se lesionó en el quinto metatarsiano a finales de febrero de este año en un encuentro liguero frente al Marsella.

"Ney", de 26 años, espera que su segunda temporada en Francia sea más redonda que la primera, en la que tuvo buenas estadísticas (28 goles y 18 asistencias en todas las competiciones), pero que se vio truncada por la lesión.

Sobre todo, ansía llegar más lejos en la Liga de Campeones, en la que los parisinos fueron apeados en los octavos de final ante el Real Madrid.
El estreno oficial de Tuchel no contará, sin embargo, con otro de los emblemas del PSG, el uruguayo Edinson Cavani, convaleciente de la lesión que le apartó de los cuartos de final del mundial ante Francia.

Tampoco se alinearán los tres flamantes campeones del mundo con "Les Bleus": el delantero, el central Presnel Kimpembe y el guardameta Aphonse Areola, todavía de vacaciones.

Sí que se producirá el debut oficial del legendario meta italiano Gianluigi Buffon, quien fichó gratis por el PSG después de 17 cursos en el Juventus de Turín.

El PSG, controlado por Catar, ha preferido de momento vender -al argentino Javier Pastore y al español Yuri Berchiche por 24 millones de euros cada uno- antes que comprar, sabedores que la UEFA les sigue con lupa por sus gastos del pasado curso -400 millones sumando las compras de Neymar al Barcelona y de Mbappé al Mónaco-.

El actual campeón de Liga, de Copa, de Copa de la Liga y de la Supercopa tendrá enfrente al Mónaco del portugués Leonardo Jardim, finalista por haber acabado segundo en el campeonato.

Los monegascos presentarán un equipo rebajado respecto a las dos últimas temporadas. Su estrella, el colombiano Falcao, acaba de reincorporarse a la concentración y Jardim seguramente le reserve.

A ello se suman las marchas del brasileño Fabinho, al Liverpool, del portugués Joao Moutinho, al Wolverhampton, y de Thomas Lemar, al Atlético de Madrid. Tampoco se alinearán otros dos mundialistas: el campeón del mundo francés Djibril Sidibé (lateral) y el subcampeón croata Danijel Subasic (portero).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)