5 de septiembre de 2018 19:47

Kei Nishikori se venga de Cilic y pasa a semifinales del US Open

El japonés Kei Nishikori celebra el triunfo ante Marin Cilic en Nueva York. Foto: Dino García para EL COMERCIO

El japonés Kei Nishikori celebra el triunfo ante Marin Cilic en Nueva York. Foto: Dino García para EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El tenista japonés Kei Nishikori derrotó este miércoles en cinco sets al croata Marin Cilic en cuartos de final del Abierto de Estados Unidos, vengándose de la final que le ganó el europeo en el torneo en 2014.

Nishikori, vigésimo primer sembrado del campeonato, remontó un set en contra y acabó ganando en el quinto por 2-6, 6-4, 7-6 (7/5) , 4-6, 6-4 en cuatro horas y ocho minutos de juego.

“Hoy se ha visto un gran tenis” , dijo eufórico el japonés, aún sobre la pista central de Flushing Meadows, en Nueva York.

El japonés se medirá ahora en la penúltima instancia al ganador del duelo entre el serbio Novak Djokovic (N.6) y el australiano John Millman, que se enfrentan en el último turno de la velada en la Arthur Ashe.

Nishikori presenta un balance de seis victorias en siete partidos contra jugadores del Top 10 a lo largo de su trayectoria en el US Open y ya venció al balcánico en semifinales de 2014 pero, desde entonces, no había vuelto a esta instancia, perdiéndose la última edición debido a una lesión en la muñeca.

En su próximo partido, el japonés se medirá al ganador del duelo entre el serbio Novak Djokovic (N.6) y el australiano John Millman. Foto: Dino García para EL COMERCIO

En su próximo partido, el japonés se medirá al ganador del duelo entre el serbio Novak Djokovic (N.6) y el australiano John Millman. Foto: Dino García para EL COMERCIO


Cilic (N.7) parecía tener dominada la contienda tras adelantarse en el primer set y lograr una ventaja de 4-2 en el segundo pero el japonés nunca bajó los brazos y acabó sumando las dos siguientes mangas.

Pero el croata no había dicho su última palabra. Firmó un 6-4 en la cuarta para gritar presente y todo se decidió en la última, con un quiebre del nipón en el décimo y definitivo juego que lo acercó de nuevo a la última instancia del campeonato, cuatro años después.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)