10 de mayo de 2019 16:29

La baja de Pau Gasol no afectará el potencial de juego de los Bucks

Imagen del pívot español Pau Gasol de los Milwaukee Bucks, tomada de la cuenta de Twitter @partidazocope

Imagen del pívot español Pau Gasol de los Milwaukee Bucks, tomada de la cuenta de Twitter @partidazocope

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE
(D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La baja por lo que resta de temporada del veterano pívot español Pau Gasol con los Milwaukee Bucks no afectará el nivel de juego individual y de equipo de cara a las finales de la Conferencia Este para las que ya están clasificados.

Gasol no ha jugado un solo partido en lo que van de los ‘play-offs’ y lleva de baja desde el pasado 10 de marzo sin que pudiese disputar tampoco los últimos 15 de la temporada regular cuando los Bucks la acabaron con la mejor marca de la liga (60-22).

Los problemas con el pie izquierdo que comenzó a tener desde el inicio de temporada, cuando todavía jugaba con los San Antonio Spurs, le impidieron a Gasol formar parte en el proceso de reconstrucción que el entrenador Gregg Popovich diseñó después de cerrar el traspaso del alero Kawhi Leonard y el escolta Danny Green a los Toronto Raptors.

Popovich tenía previsto contar con Gasol como el jugador que pudiese ayudar a la transición del joven austríaco Jakob Poeltl, de 23 años, que entró en el traspaso de Leonard y por quien ha apostado como el futuro pívot de los Spurs.

De ahí que comenzó a darle menos minutos a Gasol, ganador de dos títulos de la NBA con Los Angeles Lakers (2009, 2010), además de estar limitado por los problemas físicos que arrastraba en su pie izquierdo, que al final han sido los que le han llevado a pasar por el quirófano al no superar la fractura de estrés que sufría.

La buena relación entre ambos hizo que Popovich siempre le trasmitiese los planes que tenía y que había apostado por Poeltl.

“Es una persona excepcional que nos ayudó muchísimo durante el tiempo que estuvo dentro de nuestra organización”, declaró Popovich tras la salida de Gasol. “Siempre aceptó con una profesionalidad única las decisiones que tomábamos, aunque él fuese el sacrificado" al no tener minutos que ofrecerle”.

Mientras tanto, los directivos de los Spurs comenzaron a trabajar en la mejor opción deportiva que podía tener el jugador español de cara a lo que será su última etapa como profesional en la NBA.

No hubo ninguna oferta para cerrar su traspaso antes de la fecha límite que establece la NBA, previa al Partido de las Estrellas, en el mes de febrero, pero Popovich ya había descartado a Gasol de sus planes y apenas le dio minutos cuando se recuperó temporalmente de la fractura de estrés que sufría en el pie izquierdo.

Cuando ya se pensaba que Gasol, de 38 años, concluiría la temporada con los Spurs, surgió la oportunidad de que los Bucks lo incorporasen en su plantilla y pudiese jugar los playoffs con el equipo que poseía la mejor marca de la liga.

Antes los Spurs le dieron la baja, lo pusieron en la lista de disponibles y los Bucks lo ficharon como agente libre.

El mayor de los hermanos Gasol debutó con los Bucks el 4 de marzo al jugar cinco minutos contra los Phoenix Suns.

Luego disputó otros 11 minutos tres días después ante los Indiana Pacers y se quedó sin ver acción frente a los Charlotte Hornets dos jornadas más tarde.

La ironía para Gasol, con 19 años en la NBA, es que el pasado 10 de marzo disputó su último partido de esta temporada y lo hizo contra los Spurs después de recibir 15 minutos como reserva por parte del entrenador de los Bucks, Mike Budenholzer, y en los que aportó tres puntos y tres rebotes defensivos en su vuelta al AT&T Center de San Antonio, donde tuvo un cálido recibimiento.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)