El cuidado del cóndor es complejo, costoso y requier…
Jueza acoge pedido de la defensa del Presidente de la Conaie
Cuatro iniciativas para encarar la poscrisis desde e…
Banca privada: refinanciación debe ser en casos puntuales
Narcotraficantes quisieron eludir los controles dura…
Pérdida de vegetación se incrementa por mayor duraci…
CNE negó la entrega de formularios para revocatoria …
Una adolescente cayó al río Yanuncay, en Cuenca

Amarga victoria de Al-Attiyah en la cuarta etapa del Dakar

El piloto catarí Nasser Al-Attiyah y su copiloto Matthieu Baumel, durante el Rally Dakar 2022. Foto: EFE

El catarí Nasser Al-Attiyah (Toyota) logró una victoria amarga en la cuarta etapa del Dakar, entre Al Qaisumah y Riad, después de que la organización impusiera una sanción de dos minutos al saudí Yazeed Al Rajhi (Overdrive Toyota) por exceso de velocidad, ya que tendrá que abrir pista en la quinta, que no contará con las motos, categoría en la que el español Joan Barreda (Honda) se adjudicó la victoria.

Habrá tamos en los que coches y motos no compartan camino, por lo que la de este jueves puede ser una buena oportunidad para que el francés Sebastién Loeb (Bahrain Raid Xtreme) intente poner en algunos aprietos a un Al-Attiyah que, desde el segundo día tras la controversia por un punto de control mal señalizado, tiene el Dakar de cara.

Carlos Sainz se quedó a las puertas de repetir victoria tras la conseguida el martes, ya que en el penúltimo punto de control aventajó a Al-Attiyah, a la postre ganador, en 1:58. El español sufrió problemas mecánicos en un palier de la transmisión.

Dos actuaciones que hacen que le duelan todavía más los problemas de navegación sufridos en la etapa 1B cuando, al igual que la mayoría de participantes menos Al-Attiyah (Toyota) y Loeb, que le siguió, perdió hasta dos horas y donde se dejó todas las opciones, salvo sorpresa, de poder luchar por su cuarto Dakar (ganó en 2010, 2018 y 2020).

Del km 234 al 314 fue minuto y medio más rápido que un Al-Attiyah que parecía gestionar su ventaja en el liderato de la general y que resistió finalmente el ataque de Loeb, siempre entre dos y tres minutos detrás del catarí, pero que apretó al final de la especial para acabar a 25 de Nasser.

Y lo que parecía una sorpresa acabó en sanción. El saudí Al Rajhi perseguía con ahínco una victoria de etapa en su país natal y se hizo en primera instancia con ella tras remontar desde fuera del ‘top10’ en los primeros tiempos, pero fue sancionado tras la etapa con dos miutos por exceso de velocidad.

Mala jornada para el español Nani Roma (Bahrain Raid Xtreme) y el francés Stéphane Peterhansel (Audi), quienes sufrieron muy pronto las dificultades de la especial más larga del Dakar, con 465 kilómetros, debido a sendos problemas mecánicos.

Cuarto en la especial del martes, Roma se detuvo a la altura del km 80 tras volcar y más tarde perdió una de sus ruedas. El español y su copiloto Alex Haro intentaron repararlo antes de pedir asistencia, según informó la organización.

Hasta esta cuarta etapa, era el mejor español en la general de coches, ocupando la undécima posición a una hora y veinte minutos de Nasser Al Attiyah (Toyota).

El español Joan Barreda (Honda) se adjudicó su segunda victoria de la presente edición del Dakar y se mete de lleno en la lucha por la victoria en la categoría de motos al colocarse a 14 minutos y 12 segundos del líder de la general, el británico Sam Sunderland (Gas Gas).

El piloto español consiguió su 29ª victoria de etapa del Dakar sobre dos ruedas, a solo cuatro de igualar el récord de 33 que comparten los franceses Stéphane Peterhansel y Cyril Despres, dominando desde el kilómetro 158 de los 465 con los que contaba el tramo cronometrado (especial) más largo de la 44ª edición del rally-raid.

Barreda fue penalizado con un minuto, lo que hizo que el chileno Pablo Quintanilla (Honda), segundo en la edición de 2020, tras apretar en los dos últimos puntos de control, acabase a 3:37 del español.

El también español Lorenzo Santolino (Sherco) se colocó aún más cerca del líder Sunderland, que finalizó en sexta posición, al recortarle 1:19 y quedarse a 10 minutos y 28 segundos en la general.

Mal día también para el que llegaba como segundo clasificado, el francés Adrien van Beveren, que finalizó la especial a 14:5 de Barreda, y el actual campeón, el argentino Kevin Benavides (KTM).

Lejos de recortar respecto al líder, perdió 7:30 que le dejan a 25 minutos y 12 segundos de Sunderland. Eso sí, aún con mucho Dakar por delante.

El chileno Francisco ‘Chaleco’ López (EKS-South Racing) aumentó su ventaja en la general hasta 20 minutos y 59 segundos sobre su compañero de equipo, el sueco Sebastian Eriksson, al acabar tercero en la cuarta etapa del Dakar que volvió a vencer el estadounidense Seth Quintero (Red Bull Off-Road Junior Team Usa).

Cuatro de cinco victorias para el piloto de 19 años, al que solo los problemas mecánicos en la segunda etapa le han hecho perder todas las posibilidades de poder luchar por el triunfo en la categoría de vehículos ligeros.

La española Cristina Gutiérrez finalizó cuarta a 17:26 de Quintero, ya casi fuera de toda opción de luchar por el título tras encadenar problemas mecánicos los últimos tres días que la han dejado a 2h18:33 de ‘Chaleco’ López.

El ruso Aleksandr Maksimov (CHYR Mari) logró este miércoles su primera victoria en quads en su debut de la categoría, al sacar un minuto y 52 segundos de ventaja al argentino Manuel Andújar (7240).

Resultado que sirve al actual campeón para reducir distancias en la general, colocándose a 29:8 del líder, el argentino-estadounidense Pablo Copetti (Yamaha), que finalizó cuarto la etapa a 4:17 del vencedor.

El podio lo completó el francés Alexandre Giroud (Yamaha), confirmando su segundo puesto en la general a 14’20” de Copetti.

En su regreso al Dakar tras dedicarse a gestionar el equipo Kamaz el año pasado, Eduard Nikolaev, tetracampeón, se impuso por segunda vez en el rally. El ruso adelantó a Anton Shibalov, que se coloca a 3:35.

Dmity Sotnikov completa un podio, otra vez, cien por cien Kamaz, a 5:35 de su compañero, en una etapa en la que cree que podría haber ganado de no ser por un pinchazo, ya que aseguró que perdió “seis o siete minutos”.
Sin embargo, sigue líder de la general por delante de Nikolaev (3:35) y Shibalov (5:35).