2 de octubre de 2019 12:57

El atleta ecuatoriano Álex Quiñónez apuntala su proyecto olímpico

Álex Quiñónez festeja con la Bandera de Ecuador en el Mundial de Doha, el 1 de octubre del 2019. Foto: EFE

Álex Quiñónez festeja con la Bandera de Ecuador en el Mundial de Doha, el 1 de octubre del 2019. Foto: EFE

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 5
Sorprendido 0
Contento 9
Martha Córdova. Desde Doha (D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Es una presea, es histórica, pero Álex Quiñónez quedó inconforme. El atleta ecuatoriano ganó la medalla de bronce en los 200 metros del Mundial de Atletismo que se disputa en Doha tras un sensacional remate en el tramo final.

“Estoy triste y también feliz. Creo que podíamos pelear por la medalla de oro o la medalla de plata”, dijo en sus primeras palabras el esmeraldeño, que recibirá esta tarde su presea en el podio de Doha.

Le desconcentraron los protocolos de la transmisión de televisión. La presentación con luces, música y pantallas láser, con las que se anuncian las finales en el Mundial, hicieron que los jueces adelantaran la posición de ‘en sus marcas’. Ya estaban listos los atletas en sus partidores, cuando el juez de partida suspendió el inicio de la carrera.


“Ese incidente me sacó de mi concentración. Retomar la posición de partida me afectó un poco, no quería cometer una salida en falso”, reconoció en la zona mixta del estadio Internacional Khalifa, de Doha .

El atleta ecuatoriano Álex Quiñónez ganó medalla de bronce en la prueba de los 200 metros en el Mundial de Atletismo celebrado en Doha, Catar. Foto: AFP

Salirse de su estado de concentración en plena final le hizo perder centésimas de segundos en la salida y en la reacción. “Los 80 metros finales fueron los mejores de este año. Con velocidad fui recuperando posiciones”.
Llegó a la meta por delante del británico Adam Gemali (20.03) y del campeón del mundo del 2017, el turco Ramil Guliyev (20.07), que no pudo retener el título.

Por delante suyo, en cambio, llegaron el estadounidense Noha Lyle (19.83) y el canadiense Andre De Grasse (19.95). Álex Quiñónez arribó a la meta con 19.98.

Ese registro confirma su buen momento deportivo. Por cuarta ocasión del año corrió en menos de 20 segundos. Tiene la sexta mejor marca del año en el ámbito mundial y la medalla que ganó ayer hace que la proyección a los Juegos Olímpicos sea de lo más óptima.

“Este resultado nos dice que podemos soñar con una medalla olímpica. Tenemos que seguir trabajando para conseguir mejores resultados”, dijo Álex Quiñónez en su primera evaluación, cuando aún tenía en sus manos la bandera nacional, aquella que besó al finalizar los 200 metros.

Esta presea es histórica para esta nueva versión de Álex Quiñónez, aquella que comenzó en mayo del 2017 cuando el entrenador Nelson Gutiérrez aceptó dirigirlo junto a la selección nacional de pruebas de velocidad, por pedido de las ‘gacelas’ Marizol Landázuri y Ángela Tenorio.

Tras el séptimo lugar en los Juegos Olímpicos de Londres en el 2012, Quiñónez tuvo un pésimo ciclo olímpico a Río de Janeiro 2016, para el que no pudo clasificarse. No logró ni triunfos ni medallas y su carrera estuvo a punto de finalizar.

En el 2017, Gutiérrez le hizo una advertencia: una ausencia en un entrenamiento y todo se acababa. Nunca hubo una ausencia y el proyecto se llenó de trofeos, medallas y títulos.

Ese mismo año, con seis meses de entrenamiento, Quiñónez ya ganó una competencia en España, y luego de ocho meses, la medalla de oro en los Juegos Bolivarianos.

Le siguió el título en los Juegos Sudamericanos en Bolivia, y este año se convirtió en campeón de Panamericanos. Estuvo a punto de ganar la Liga de Diamante, el circuito de atletismo mundial que se realiza en 14 ciudades de Europa, Asia y África. Lideró la clasificación de los 200 metros junto con el turco Guliyev hasta la penúltima fecha, con 34 puntos.

En esa semana de septiembre, Álex y su entrenador tenían que elegir entre ganar el título de la Liga de Diamante o pelear la medalla de oro en el Mundial de Atletismo.

Se decidieron por la segunda opción y no se equivocaron. Ganaron para Ecuador la medalla de bronce, la quinta en el historial de país. Las cuatro anteriores las obtuvo Jefferson Pérez en los 20 km marcha. Quiñónez es el primer ecuatoriano en hacerlo en las pruebas de velocidad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)