3 de octubre de 2018 00:00

Martínez formó su hogar en Ecuador y se convirtió en el ídolo de la ‘Chatoleí’

Facundo Martínez, referente de la Universidad Católica. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Facundo Martínez, referente de la Universidad Católica. Foto: Archivo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 12
Redacción Deportes (D)
deportes@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Facundo Martínez le pidió matrimonio a su esposa Valeria Mauro, en una cena de amigos, en Quito, en el 2011. En esta ciudad, también nació su hija menor Olivia, de dos años.

La otra heredera de la pareja es Isabella, de cinco años. La pequeña nació en Buenos Aires, cuando el volante y su esposa fueron de vacaciones a esa ciudad sudamericana.

Con ellas, el argentino-ecuatoriano es feliz en la capital, a donde vino en el 2009 para jugar en la Serie B, en un club que apenas conocía: Universidad Católica. El directivo Francisco Egas y el entrenador Renato Salas lo buscaron en el Rampla Juniors de Uruguay.

Vino para comprobar el nivel del fútbol ecuatoriano, pero se quedó hasta la fecha. Desde el 2009 -salvo unos meses del 2010 cuando fue al Técnico- ha jugado solo en el cuadro ‘camaratta’. “Es un orgullo muy grande vestir esta camiseta. Considero al club como mi segunda casa”, dice el mediocampista que se desempeña como un ‘10’, aunque también aporta en marca.
Esta es su décima temporada en el conjunto quiteño, donde acumula 301 encuentros y es el primer capitán.

Antes del partido ante Técnico Universitario, el domingo, la ‘Cato’ le hizo un homenaje. Le entregó una placa y una camiseta por cumplir 300 cotejos en el plantel.

El acto emocionó al ‘Facu’, sobre todo porque ese día estaban su madre María Cristina y su tía Claudia, en las gradas. Ambas vinieron desde Buenos Aires por el homenaje. Su esposa preparó la sorpresa y él la tomó con mucho agrado.

“Fue emocionante que mi madre y tía compartieran ese momento. No las había visto en un año. Tuve que controlarme porque tenía que jugar inmediatamente el partido”, confiesa entre risas el mediocampista nacido en Buenos Aires hace 33 años.

El ‘Facu’ y ‘sus mujeres’ le tomaron gusto a la capital y a sus costumbres. Eso sí, el mate y el asado siempre están presentes en el hogar.

Su hija Olivia acude al jardín e Isabella va a la escuela. Las pequeñas tienen amigas en común y, por eso, el volante se ve algunos años más en la capital.
También piensa en su futuro. En el 2016, tras sufrir la rotura del peroné, decidió estudiar a distancia para entrenador en la Asociación de Fútbol Argentino (AFA). Le faltan tres materias para completar el curso y una evaluación presencial.

“Quiero jugar algunos años más, pero veo el futuro. Algo que me agradaría es la enseñanza en las divisiones formativas, algo que quizás no está del todo desarrollado en Ecuador”, cuenta tras la práctica con el equipo ‘camaratta’, en el complejo de la Armenia.

Al gaucho, quien obtuvo su carta de naturalización a finales del año pasado, le gusta aconsejar a los más jóvenes del equipo. Los novatos se le acercan para pedirle sugerencias.

En estos 10 años, ha formado amigos y guarda recuerdos de partidos como el del 2013 cuando Católica venció a Barcelona en el estadio Monumental con un gol de Henry Pata y se clasificó a la Sudamericana. También tiene presentes los ascensos a la Serie A del 2009, su primer año en el ‘Trencito’, y del 2012.

En la cancha, es uno de los jugadores que intenta trasladar las órdenes del entrenador colombiano Santiago Escobar. El ‘Sachi’ llegó el año pasado y lo mantuvo como capitán.

Al mediocampista, que en su niñez creció observando a Enzo Francescoli en River Plate, le sorprendió “el manejo de grupo” del colombiano. “Es un entrenador muy claro en sus conceptos. Nunca te pide algo raro. Te da tranquilidad y seguridad para cumplir en la cancha”, cuenta el gaucho.

Solo le queda un anhelo por cumplir: jugar una final con los celestes. Expresa que ese es el objetivo principal de la temporada, aunque indica que otro propósito sería terminar el año con la clasificación a la Copa Libertadores.

Hasta el momento, solo ha jugado la Sudamericana con el equipo.
Hoy, volverá a ponerse la cinta de capitán del ‘Trencito Azul’, en el compromiso ante Liga de Quito (19:15, en la Casa Blanca).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (1)