Liga de Quito rompió una racha de empates y ganó al Manta con un gol agónico de Djorkaeff Reasco

Liga de Quito ganó con sustos al Manta, por la octava fecha del campeonato nacional. Tomado de LDU

Liga de Quito ganó con sustos al Manta, por la octava fecha del campeonato nacional. Tomado de LDU

Liga de Quito ganó con sustos al Manta, por la octava fecha del campeonato nacional. Tomado de LDU

Liga de Quito sufrió, pero rompió una racha de tres empates seguidos. Con un solitario gol de Djorkaeff Reasco, los albos superaron 1-0 ante el Manta FC, que hasta el minuto 90 supo defenderse bien, por la octava fecha del campeonato nacional.

A pesar del triunfo, los pupilos del DT Pablo Repetto siguen padeciendo de efectividad. Llegaron con hasta tres hombres al área rival, el balón pasa por los pies de todos los jugadores, pero no logran concretar las jugadas con gol.

El Manta sufrió por la agresividad de su rival. Desde el primer minuto fueron arrinconados. Los albos ganaron las bandas y los duelos individuales. Christian Cruz llegó al área con facilidad. Lo hizo por el lado izquierdo y por el centro de la cancha y se comprometió en ayudar en la ofensiva.

Cuando se juntaron Lucas Piovi, Adolfo Muñoz y Cristian Martínez Borja, los albos generaron peligro. Este tridente tuvo tres chances claras para abrir el marcador. Todas terminaron con remates desviados o en manos del golero Hamilton Piedra.

La más clara llegó al minuto 33, cuando Matías Zunino ganó la banda derecha, sacó un centro y Cruz no pudo conectarse a la jugada con un remate potente. Argenis Moreira salvó.

De los Atuneros hubo pocas propuestas en ofensiva. Llegaron al arco de de Adrián Gabbarini sola una vez con claridad y la segunda fue de jugada de pelota detenida.

Vinicio Angulo y Ángel Ledesma no tuvieron espacios y tampoco el balón para superar al golero. Los manabitas se ordenaron bien defensivamente. A Liga de Quito le costó ser claro con sus jugadas y apeló, por momentos, a los remates de media distancia de Jordy Alcívar.

El DT Pablo Repetto buscó corregir el planteamiento sobre la marcha. Cambió cuatro jugadores y dejó solo un zaguero central, buscando peso ofensivo en el área del Manta.

Con algo más de espacio, los ‘Atuneros‘ también se animaron en ataque y por primera vez en el partido, al minuto 64, remataron con claridad al arco y Gabbarini estuvo atento para detenerlo.

Angulo también estuvo cerca en un mano a mano, pero nuevamente el golero de los albos evitó el tanto.

Hasta ese momento Liga no encontraba ideas para marcar. Llovían los centros para Luis Amarilla (ingresó al cambio) y Martínez Borja, pero sin el efecto esperado.

La desesperación en los jugadores albos era evidente. La ansiedad por marcar, por salir de esa crisis de resultados pesó en la cancha. Por eso, en el gol de Reasco, la banca de suplentes se emocionó y se liberó de una pesada mochila.

Reasco ingresó al cambio y en el minuto 90+1 pudo sacar un remate cruzado que Piedra no pudo contener. En la novena fecha, Liga viajará hasta el Puerto Principal para enfrentar al Guayaquil City. Por su parte, el Manta juega ante el Delfín en el Jocay como local.