20 de diciembre de 2018 00:00

La incursión política de Cevallos genera renuncias en Barcelona Sporting Club

Carlos Alejandro Alfaro Moreno renunció a la vicepresidencia de Barcelona Sporting Club, durante una rueda de prensa en el Monumental. Foto: Ronald Ladines / EL COMERCIO

Carlos Alejandro Alfaro Moreno renunció a la vicepresidencia de Barcelona Sporting Club, durante una rueda de prensa en el Monumental. Foto: Ronald Ladines / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 17
Sorprendido 0
Contento 22
Redacción Guayaquil
(D) 
deportes@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

“No voy a mencionar la palabra, pero ese entorno ajeno al fútbol, en mi opinión, afectó al proyecto deportivo de Barcelona SC. Eso provocó un quiebre en mi manera de pensar, lo que me llevó a tomar esta decisión (renuncia)”, dijo Carlos Alfaro Moreno, para explicar los motivos de su salida del club.

El directivo renunció a su cargo como vicepresidente deportivo del equipo torero, la mañana del miércoles 19 de diciembre de 2018, aduciendo diferencias de criterios con el presidente José Francisco Cevallos. Las aspiraciones políticas de este último molestaron al exdelantero.

Alfaro organizó una rueda de prensa en el estadio Monumental, para informar sobre su dimisión, la cual venía pensándola desde enero pasado. Se pudo conocer que al menos en tres ocasiones acudió a Cevallos para presentar su renuncia y este le solicitó quedarse.

El exfutbolista se refería a la incursión política de Cevallos en los últimos años, tema que ha sido criticado por expresidentes del club y socios.

Cevallos se desempeñó como Gobernador del Guayas desde mayo de 2015 hasta agosto de este año, cuando inició una precampaña para terciar por la Prefectura de la provincia. Esta última aspiración quedó descartada y finalmente no presentó su candidatura.

El entrenador Guillermo Almada (izq.) y José Francisco Cevallos (der.) presidente del Barcelona Sporting Club, durante el entrenamiento del conjunto torero el miércoles 14 de noviembre de 2018, en la cancha alterna del estadio Monumental. Foto: API para E

Imagen referencial del entrenador Guillermo Almada (izq.) y José Francisco Cevallos (der.) presidente del Barcelona Sporting Club, durante el entrenamiento del conjunto torero el miércoles 14 de noviembre de 2018, en la cancha alterna del estadio Monumental. Foto: API para EL COMERCIO


“Hubo un entorno más allá de lo deportivo y yo no soy parte de eso, me afectó. Fui invitado a un proyecto deportivo por alguien que quiero muchísimo (Cevallos)”, dijo Alfaro, cuando se le consultó sobre su relación con el titular amarillo.

Dejó abierta la posibilidad de regresar al club para coordinar las divisiones formativas, que se fortalecieron cuando las Academias Alfaro Moreno pasaron a formar parte de Barcelona SC. En el momento, los canarios cuentan con 52 escuelas de fútbol franquiciadas dentro del país.

Dijo que estas franquicias dejan al club cerca de USD 370 000 al año. A partir de enero de este año, las escuelas pasaron a ser administradas por Barcelona SC, ya que según el acuerdo los dos primeros años las supervisó el personal de la Academia Alfaro Moreno.

La crisis del club pasó también al campo administrativo, con la salida de directivos. Eso se suma a los apuros económicos, con deudas que bordean los USD 35 millones y a su fracaso deportivo en el 2018 –fueron terceros en el torneo–.

Alfaro se sumó a Jorge Jiménez, José Luis Valero, Omar Stracuzzi y otros como los administradores que renunciaron a la directiva, que arrancó con Cevallos en octubre del 2015, tras ganar las elecciones. Desde entonces, son 12 las personas que presentaron su dimisión en distintas áreas.

La semana pasada, el presidente de la Comisión de Fútbol, Aquiles Álvarez, también oficializó su salida, aduciendo “desgaste de la relación institucional”. Al igual que Alfaro, Álvarez aseguró irse sin resentimientos del cuadro canario.

En ambos casos contaron que habían analizado su salida desde meses atrás, únicamente estaban a la espera de que finalizara el torneo para no afectar a la estabilidad, porque el equipo de fútbol estuvo como candidato para ganar la segunda etapa hasta la fecha 19.

Con la salida de Álvarez, Cevallos asumió la presidencia de la Comisión de Fútbol, pero hasta ayer no se confirmó el nombre de la persona que ocupará la vicepresidencia deportiva, área que también coordinaba las formativas y el equipo de primera categoría, que jugará la Libertadores del 2019.

Pese a las dimisiones de sus principales, Cevallos maneja un discurso de unidad en el club. En sus redes sociales se promociona el ‘hashtag’ “Más unidos que nunca”, que pretende mostrar una imagen de tranquilidad institucional.


Cevallos contó que las salidas de sus pares se han debido a diferencia de criterios. “La mayoría no nos conocíamos mucho, nos fuimos conociendo en el camino”, dijo un día antes de la salida de Alfaro.


Alfaro puede ser candidato a la presidencia del conjunto torero

Las elecciones presidenciales en Barcelona Sporting Club están previstas para octubre del 2019 y Alfaro dejó abierta la posibilidad de terciar. “No soy un hombre de estrategia. (…) Yo estaré donde crea que estoy preparado, pero no lo quiero decir ahora porque sino mañana ese será el titular en la prensa”, dijo.

En julio de este año, el argentino naturalizado reconoció -en una entrevista con el periodista Iván Triviño- que le gustaría postularse a la presidencia del club, en caso de que Cevallos decidiera no seguir en el cargo.

Por otra parte, Cevallos analiza la posibilidad de una reelección, luego de declinar su postulación a la Prefectura del Guayas. El directivo anunció que conversó con su familia sobre el tema.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (3)